Un buen póker de hombres de club que nunca fallan

Jesús Muñoz, Ricardo Molina, Victor Fortes y Víctor Mañas, corazón rojiblanco

Jesús Muñoz, Victor Fortes, Ricardo Molina y Víctor Mañas.
Jesús Muñoz, Victor Fortes, Ricardo Molina y Víctor Mañas. La Voz

No salen mucho en las fotos, o más bien no salen, pero su labor es enorme en el Almería, esa labor, ese trabajo fundamental para que luego el balón entre en la portería del equipo rival. Trabajan a la sombra, como si no estuvieran, pero siempre están ahí en la hierba del Estadio de los Juegos Mediterráneos o en el campo Anexo con los jugadores, con las estrellas de este ambicioso proyecto de Turki Al-Sheikh que tiene cada día más difícil lograr el ascenso directo a Primera División, pero vamos con esta historia de los cuatro ‘intocables’, los cuatro supervivientes después del segundo terremoto con el cese de José María Gutiérrez, Guti, en el banquillo del Almería.


El primer terremoto fue la destitución de Pedro Emanuel. Ha llegado Fernando Santos ‘Nandinho’ con su cuerpo técnico para ayudar a Mario Silva en el equipo rojiblanco, pero ellos siguen ahí; son hombres de club, que saben que su etapa en este nuevo Almería algún día, alguna temporada tendrá su punto y final, pero mientras tanto, se dejan el alma porque el escudo del Almería lo llevan en el corazón, ese corazón rojiblanco porque son del Almería gracias a su enorme profesionalidad en el mundo del fútbol.


Los cuatro supervivientes al terremoto por el cese de José María Gutiérrez, Guti, son Jesús Muñoz, del área de metodología del Almería; Víctor Fortes, preparador físico; Ricardo Molina, preparador de porteros, y Víctor Mañas, analista de Unai Emery y ahora trabajando en su Almería, en el equipo de su tierra.


Profesionales
Unos realizan una labor fantástica en las hierba con los jugadores, otros desde su despacho en el recinto deportivo de la Vega de Acá; nunca fallan porque son los considerados hombres de clubes que sufren tela marinera cuando llegan los malos momentos, esa etapa en la que hay que tener los pies en la tierra. Los ‘intocables’, o los hombres de azul (lo digo por el color de sus camisetas), no paran ni un segundo en los entrenamientos. Víctor Mañas, por ejemplo, hace una labor en silencio observando o o grabando el entrenamiento, atento a cada acción, a cada movimiento de los jugadores; sus informes tienen un valor muy importante. Parece que no está en el entrenamiento, pero siempre está,  tomando apuntes con sus ojos.



Los entendidos dicen que es uno delos grandes analistas en el mapa del fútbol. Jesús Muñoz, por su parte, conoce la categoría mejor que su casa; Ricardo Molina sabe poner a punto a los porteros, y Víctor Mañas lo pone a punto en el apartado físico. Los cuatro seguirán ayudando al nuevo Almería, en el que ahora se habla portugués con Mario Silva de jefe y Nandinho de ayudante.

 

más leídas

últimas de Deportes

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería