“Siempre hay casos que gestionar, da igual en Primera o Segunda B”

Emery charló con ProLiga sobre la remodelación del fútbol no profesional

Unai Emery ha pasado revista al fútbol.
Unai Emery ha pasado revista al fútbol. AS

Cambios en la Segunda B: "Yo estuve de los 18 a los 23 años jugando en la Real Sociedad B en Segunda B. Después tuve dos años con una lesión de rodilla, pero sí la conozco. En mi última etapa en el Lorca volví otra vez a Segunda B y jugué año y medio. Después me retiro y me incorporo como entrenador".


Mbappé, Neymar...: "Son personas. El mismo tratamiento he dado cuando empecé en el Lorca en Segunda B. Siempre se producen situaciones que uno tiene que gestionar, egos que se dan igual en Segunda B que en Primera División. Eso está en todas las categorías. Siempre trato a la persona".


Gestión de vestuario: "El mensaje primero es llegar al lado humano, a la comunicación humana. Tienes que tener una relación cercana con los futbolistas. Algunos son así, otros son más lejanos. Yo trato de tener un acercamiento. En un momento determinado, es inevitable discutir. Tienes que hacerlo desde el lado humano".


Sus años en el fútbol: "En la Real éramos profesionales, pero no teníamos un gran salario ni nada asegurado. En la época del Lorca sí era un equipo profesional, que aspiraba a llegar a Segunda y que nos daba unos salarios que nos permitían vivir de ello. Soy un gran seguidor de Segunda B. Tengo un sentido de pertenencia al Real Unión porque mi familia jugó allí. Ahora se tiene que reestructurar, jugar los Playoff, que no haya descensos...".



Segunda B Pro: "Al ser una categoría no profesional, el problema es que no hay capacidad de generar ingresos para poder sustentar una categoría en la que la mayoría quiere dar el salto al fútbol profesional. La televisión tiene un acceso mínimo y apenas tienen ingresos por ella. La Segunda B para acercarse al profesionalismo se busca una alternativa. Se hizo esta categoría y al principio eran dos grupos, luego cuatro... Hay muchos equipos de capitales de provincia que tienen muchos seguidores detrás. La reestructuración es complicada. La nueva Segunda B será más profesional, más selecta. A nivel de sostener económicamente a los clubes, con una televisión que pueda pagar... Puede ser interesante. Perdería la Segunda B actual. Siempre hay ganadores y perdedores".


Nivel de Segunda B: "No era lo mismo jugar contra el Burgos, el Zamora y sus estadios a jugar en pueblos. En los 90, la hierba artificial no existía. Ahora sí. Cuando jugaba en la Real Sociedad B, a los estadios grandes ibas motivado y a los pequeños menos. Era más difícil conseguir un rendimiento positivo en los campos pequeños. El fútbol ha ido evolucionando. Hay muchos equipos de capitales de provincias, históricos. Los filiales en Inglaterra por ejemplo hacen una liga entre ellos. Segunda B es una categoría muy bonita para combatir entre filiales y equipos de nivel. Así crecen mejor. Allí la edad baja muchísimo: a los futbolistas de 19 o 20 años ya no les interesa jugar en la liga de filiales y dan el salto. Que los filiales jueguen en esta categoría es mejor".


Convenio colectivo en el fútbol no profesional: "Siempre tiene que haber un convenio donde se puedan juntar los jugadores y defender sus intereses. Es difícil porque hay equipos que tienen instalado el profesionalismo y otros no".


Playoff: "Hay que ser lo más justo posible dentro de lo injusto que se puede ser. En Primera y en Segunda se va a terminar. Están intentando jugar lo que se pueda, aunque no es lo mismo en Primera y en Segunda con los protocolos que hay y la capacidad económica. Había un camino muy corto que era que subieran los cuatro primeros, pero no se ha hecho eso. Se va a dar la oportunidad de ascender a los que estaban en Playoff".


Consejo a entrenadores: "Lo importante es que uno sienta su profesión con pasión y que cada minuto que lo disfrutes lo hagas a gusto".


Entrenador de élite: "Entonces tenía inquietudes, me gustaba entrenar, estar en el césped, analizar equipos. Mi mayor éxito era ver que mi equipo hacía lo que yo estaba trabajando o ver la progresión de un futbolista, más allá de un título. Empecé para subsistir profesionalmente, a algo me tenía que dedicar. Si me dices ahora dónde me gustaría entrenar te diría que me gusta entrenar. Estaría feliz entrenando infantiles. En la Real, ayudaba a los cadetes, a su entrenador. Otra cosa es que cuanto mayor reconocimiento profesional tengas, más te reporta, aunque también más te expone. Estás expuesto, no a una presión, sino a una autoexigencia para ser mejor y para ganar. Cuando uno siente su profesión, siempre va para adelante. Cada partido es un reto".


Entrenador español: "Hemos exportado mucho éxito. Tenemos los dos mejores equipos del mundo, la Selección también ha brillado en los últimos años... Tenemos una gran metodología y eso también hay que mantenerlo. Las costumbres de ellos son diferentes, hay que aclimatarse. Tienes que poder aportar y recoger también de allí. El idioma es fundamental, la relación entre entrenadores y jugadores es muy estrecha".


Crisis: "Cuando cogí el Lorca en Segunda B, mi primer partido fue ganar 0-3 al Écija en su casa. Como locales manteníamos un nivel muy alto. Lo cogí muy lejos del Playoff y llegó un momento en el que fuera de casa también perdíamos: íbamos a campo del colista y nos goleaba, el penúltimo también... Fuimos a jugar contra el Ceuta que estaba arriba y si perdíamos teníamos muy pocas opciones. Ganamos 1-2 y cambió todo. Entramos al Playoff y nos enfrentamos al mejor de la categoría: al Alicante de Bordalás. Y les eliminamos, íbamos con una gran confianza y acabamos ascendiendo contra el Real Unión".

 

más leídas

últimas de Deportes

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería