Ignacio Sánchez seguirá en Unicaja Costa de Almería

El colocador renueva por un gran proyecto deportivo

Ignacio Sánchez renueva contrato con el equipo ahorrador.
Ignacio Sánchez renueva contrato con el equipo ahorrador. Unicaja Almería

“Me siento muy bien por haber renovado en el equipo de mis orígenes, porque al fin y al cabo es donde he nacido y he crecido como jugador; me apasiona volver a jugar otra nueva temporada, otro nuevo proyecto del club de ese origen, con esos mismos objetivos de siempre que seguimos teniendo todos los que pertenecemos a él”. Es el gen ahorrador, presente en un Ignacio Sánchez que ha alcanzado la madurez y al que le toca cambiar de década en medio de la nueva campaña: “Cumplo 30 años en febrero y el significado es que llevo una década en el club, con mis idas y venidas, pero siempre me he sentido querido, y atraído por el imán verde, y significa también que efectivamente llevaré otro año más en la espalda y me que puedo considerarme un colocador con algo más de experiencia; todavía queda mucho, esa es otra de las significaciones de mis 30 años respecto al voleibol, más ganas de seguir jugando”.


Cuando la cantera ha hablado, ha habido una alusión directa a Ignacio Sánchez, en concreto de Moha, que manifestó sentirse un privilegiado de recogepelotas y pensar ‘tío, qué guapo, estoy tocando la pelota que ha tocado Ignacio’. Se le pinta la sonrisa al almeriense, claro está, sobre todo porque es de los que puede reconocer lo que pasa por la cabeza del chaval, “parece mentira que haga ya diez años desde que fuimos campeones de la Superliga Junior, madre mía, cómo pasa el tiempo”, dice, y desvela que es uno de los motivos de su renovación: “La verdad es que siempre he valorado esa apuesta por la cantera, algo fundamental y necesario, y lo sé bien al recordar cuando era juvenil y alguna vez algún entrenador del equipo de Superliga 2 me decía que si podía quedarme a entrenar con ellos; a mí se me iluminaban los ojos y para allá que iba; es una manera de motivar a los jóvenes e inspirarles”.


Ignacio vivirá la que será su séptima temporada en el primer equipo, mirando hacia abajo, hacia la cantera, “porque es muy interesante lo que el club plantea con esas categorías inferiores que nos ven todos los sábados y que saben quienes somos; que estemos involucrados con ellos es algo muy positivo y creo que va a hacer que esos chicos crezcan”. En Soria entrenó a niños muy pequeños, “la enseñanza sí me gusta mucho”, reconoce, “pero no me he planteado ser entrenador, aunque sí que me parece buena idea”. A eso suma como acicate para estampar su firma “ese amor mutuo con la afición, que se siente nada más pisar la pista y por lo que estamos tan agradecidos como se merece el tenernos siempre ahí apoyando”. El colocador pide “volver a vernos pronto, sincronizarnos todos y disfrutar del voleibol”, al tiempo que le manda “un abrazo y mucha fuerza”.


No han sido los únicos motivos, La decisión de renovar viene “porque la sensación de terminar este año ha sido un poco agridulce, teníamos un objetivo bastante claro, que era el de ser el campeón de liga, y lo teníamos todos bastante interiorizado, así que primero porque me gusta mucho el proyecto que plantean, me gusta mucho todo lo que conlleva el club, desde la organización, las instalaciones, la ciudad… estoy muy contento de haber tomado esta decisión, pero sobre todo me ha hecho tomarla el que sé cómo se trabaja aquí y creo que podemos hacer un buen año todos”. De hecho, espera esa aportación del grupo “para algo muy bueno esta temporada”. En lo que a Ignacio Sánchez respecta, “puedo aportar, en comparación a lo que era antes y lo que soy ahora, más experiencia, y algo que va ligado a ella, como es la sensibilidad, la que he acentuado esos años”.



No le cabe duda del próximo potencial blanquiverde: “Por lo general, creo que será un proyecto bastante ambicioso, como siempre, se formará un equipo muy, muy competitivo, y estoy deseando empezar y formar parte de ello”. Y sí, “la temporada se acabó desgraciadamente y yo me encontraba en un estado de forma y de juego bastante bueno, considero que estaba en un buen momento, y ya no solo eso, sino con capacidad y con sensación de que el equipo podía ir a más; eso es lo que me ha quedado clavado y espero y confío en que podremos demostrarlo en la siguiente; creo que el equipo podría haber mejorado mucho más, no nos cabe ninguna duda a ninguno y es una lástima que se acabase, pero lo veremos”. Ignacio Sánchez ve que se puede dar continuidad en el nuevo curso, deseando además que se repita ir a Europa: “Me encantaría volver a revivir todas esas experiencias que hemos tenido respecto a competición europea, porque el equipo ha madurado muchísimo en muy poco tiempo y porque es algo muy positivo para la ciudad y todo el mundo del vóley”.


Igualmente, cosas por demostrar: “Hemos visto que somos capaces de hacerlo bien y sabemos que podemos hacerlo mejor y seguir avanzando, así que me parece muy atractivo y muy ambicioso, creo que se adapta perfectamente al equipo, me apetece mucho y con el proyecto que se plantea, podemos afrontarlo perfectamente”. Será un “equipazo” esta nuevo Unicaja Costa de Almería, y sobre los demás, “ni idea”, además de que no sabe cómo afectará la situación “porque tampoco sé cómo será esa situación”, asegura el almeriense, que sí quiere ser optimista: “Espero y deseo que se pueda volver a entrenar, que se pueda volver a trabajar, que se pueda volver a jugar, siempre y cuando se adapten las medidas a las circunstancias, de manera civilizada, y que seamos responsables todos, y que se pueda hacer lo más parecido posible a antes, que sigamos sintiendo tanto nosotros los jugadores como el público la maravilla del vóley”. Eso sí, de cajón cae que “la crisis, como lo que es, afectará negativamente a todos los clubes, pero no solo españoles, sino del mundo entero”. Su receta, “seguir con la misma ilusión de siempre, y así será algo más llevadero”.

 

más leídas

últimas de Deportes

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería