Exdirectivos de Osasuna pagaron a Torres y a Amaya por dejarse ganar

Condenados a entre 8 años y 8 meses y un año de prisión nueve de los once acusados

Banquillo de los acusados en el juicio por supuestos amaños de partidos en la temporada 2013-2014.
Banquillo de los acusados en el juicio por supuestos amaños de partidos en la temporada 2013-2014. Pool - Archivo (Europa Press)

Es la primera condena por corrupción deportiva en España. La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra ha condenado a los ex jugadores del Betis, Antonio Amaya y Xabier Torres, a una pena de un año de prisión, dos de inhabilitación para el ejercicio del fútbol profesional y al pago de 900.000 euros de multa, tras considerar probado que recibieron 650.000 euros por dejarse ganar ante Osasuna en la jornada 38 de la temporada 13/14, y por ganar al Valladolid en la jornada 37.

Además, la sentencia condena por unanimidad a Ángel Vizcay, Miguel Archanco, Juan Antonio Pascual, Jesús Peralta, Sancho Bandrés, Cristina Valencia, Albert Nolla y absuelve a Diego Antonio Maquirriain y a Jordi Figueras. Este último, ex jugador del Betis, fue absuelto del delito de corrupción deportiva durante la última sesión del procedimiento, justo antes de que el tribunal dejase el juicio visto para sentencia.

Las penas impuestas por delitos de apropiación indebida, falsedad en documento mercantil, falsedad contable y corrupción deportiva oscilan entre el total de 8 años y 8 meses de prisión que se imponen a Ángel Vizcay y la de un año de prisión a que se condena a los dos futbolistas, Antonio Amaya y Xabier Torres por el delito de corrupción deportiva. La sentencia puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo.

En concreto, la condena más grave es la impuesta al exgerente Ángel Vizcay a quien la Sección Segunda de la Audiencia Provincial condena a ocho años y ocho meses de prisión: por un delito continuado de apropiación indebida, a 4 años y tres meses de prisión y 12 meses de multa con cuota diaria de 40 euros; por dos delitos de falsedad en documento mercantil en concurso ideal con un delito de falsedad contable a las penas de 2 años de prisión y 9 meses de multa con una cuota diaria de 40 euros por cada uno de ellos; y a una pena de prisión de 5 meses, además de once meses de inhabilitación especial para ejercer como gerente o similar en asociación deportiva y una multa de 325.000 euros por un delito de corrupción deportiva.

Asimismo, la sentencia condena al expresidente Miguel Archanco y al exdirectivo Jesús Peralta a la pena de siete años y cinco meses: tres años y ocho meses de prisión y nueve meses de multa con cuota diaria de 40 euros por un delito continuado de apropiación indebida; a la pena de dos años de prisión y nueve meses de multa con una cuota diaria de 40 euros por un delito de falsedad en documento mercantil en concurso ideal con un delito de falsedad contable; y a la pena de un año de prisión y dos años de inhabilitación para el ejercicio de cargo directivo o similar en cualquier asociación deportiva y multa de 900.000 euros por un delito de corrupción deportiva.

Además, al entonces vicepresidente de la junta directiva, Juan Antonio Pascual, se le impone una pena de seis años y medio de cárcel: tres años y seis meses de prisión y una multa de nueve meses con cuota diaria de 30 euros por un delito continuado de apropiación indebida; una pena de dos años de prisión y multa de nueve meses con cuota diaria de 30 euros por un delito de falsedad en documento mercantil en concurso ideal con un delito de falsedad contable; y una pena de un año de prisión, dos años de inhabilitación para el ejercicio de cargo directivo o similar en cualquier asociación deportiva, además de una multa de 900.000 euros por un delito de corrupción deportiva.

Por otro lado, la Audiencia absuelve al tesorero de la junta directiva Sancho Bandrés del delito de corrupción deportiva y le condena por la apropiación indebida y falsedad a cinco años y medio: tres años y seis meses de prisión y una multa de nueve meses con cuota diaria de 40 euros por un delito continuado de apropiación indebida; y una pena de dos años de prisión y multa de nueve meses con cuota diaria de 40 euros por un delito de falsedad en documento mercantil en concurso ideal con un delito de falsedad contable.

A los inmobiliarios Cristina Valencia y Albert Nolla, por su parte, se les impone a cada uno de ellos las penas de nueve meses de prisión y seis meses de multa con cuota diaria de 30 euros por un delito de falsedad en documento mercantil.
INDEMNIZACIÓN A OSASUNA

Las magistradas consideran probado que se defraudaron 2.340.000 euros a las arcas de Osasuna durante las temporadas 2012/2013 y 2013/2014. Por ello, la sentencia impone a los condenados la obligación de indemnizar al Club Atlético Osasuna en esa misma cantidad. A lo que se añade en el caso de Archanco y Peralta un importe de 1.000 euros y de 2.600,80 euros, respectivamente, por las dietas indebidamente percibidas y de 600.000 euros en el caso de Vizcay por un préstamo con destino desconocido devuelto a cargo de las cuentas del club.

Igualmente, Vizcay deberá indemnizar a Archanco en la cantidad de 5.000 euros por el daño moral derivado de la falsificación de su firma.

La tres magistradas de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial imponen mayores penas al entonces gerente del club Ángel Vizcay al incluir en su condena por el delito continuado de apropiación indebida el préstamo de 600.000 que obtuvo de un particular.

Además, lo consideran único responsable del delito de falsedad cometido en la temporada 2013/2014 con la elaboración del contrato falso con la entidad portuguesa Flefield y la creación de tres facturas simuladas para cuadrar el descuadre de la citada temporada.

La sentencia da por probado, además, que el exgerente falseó dicho contrato haciendo constar en él una firma que aparentaba ser la del expresidente Archanco.

Concluyen, sin embargo, que procede beneficiar a Vizcay respecto al delito de corrupción deportiva, aplicando en esta condena la atenuante analógica de confesión. Las tres magistradas consideran que la declaración prestada por el entonces gerente del club ante la Liga de Fútbol Profesional y mantenida en el acto de juicio "ha sido determinante para poder investigar los hechos y sustentar la condena por este delito". Con base en ello reducen su condena por este delito a la ya mencionada de cinco meses de prisión y once meses de inhabilitación.

Por otra parte, la pena impuesta al expresidente de la Junta directiva, Miguel Archanco, y al exdirectivo Jesús Peralta por el delito continuado de apropiación indebida incluye la percepción indebida de dietas por parte de ambos.



 

Temas relacionados
Corrupción Fútbol Asociaciones Tribunal Supremo

para ti

en destaque