Donde pone el ojo Kukartsev pone la pelota

El opuesto de Unicaja Costa de Almería cuaja un extraordinario partido frente a Ibiza

El jugador disfruta de su mejor momento en el Unicaja.
El jugador disfruta de su mejor momento en el Unicaja. Unicaja Almería

Se marchó de la pista antes de la finalización del encuentro y pese a verse cortado en su racha, lo hizo con buen tono y con motivos sobrados para la satisfacción: “Sí, me vino bien el ‘descansito’ aunque Manolo me parase -sonrisa-, pero bueno, así al mismo tiempo podíamos probar la combinación de opuesto con Almansa”. Ushuaïa Ibiza Vóley, un equipazo, acababa de sufrirlo en sus carnes: “Todos tenemos días buenos y malos, y el sábado fue, por así decirlo, mi día, me salió todo, y espero que no sea el último que juegue con ese porcentaje tan bueno”. Impresionante, pero no es ficción, el opuesto marchó al banquillo con un 76% de acierto atacante, y además le da más valor por las complicaciones que se han tenido que solventar en cuanto al grupo se refiere: “Venimos de dos semanas bastante duras; sin llegar Pei, lesión de Nick, operación de rodilla de Álex… vuelta de Mario como líbero, que ya sé que a él le gusta mucho atacar, pero nos está ayudando muchísimo en recepción y saca unos números muy altos”. 


Eso condujo a “muchos entrenamientos estar muy pocos, tener que pedir ayuda a los juveniles, que para ellos es un gran paso, porque están con el primer equipo”, y tener que lidiar con que “no tener gente, desespera, pero hay que seguir adelante y en los partidos se ha visto que por mucho que tengamos complicaciones durante la semana y apenas cambios ya en juego, a la hora de la verdad, si jugamos bien, es verdad que somos imparables, y se demuestra partido a partido”. Con todo, Pablo Kukartsev asegura que “el nivel máximo nuestro, como equipo, todavía no ha sido mostrado”, textualmente, seguro que por las dificultades y las ausencias, pero está por llegar y mientras tanto, “tras a lo mejor tener poca motivación durante la semana, luego decimos que todo lo malo que ha pasado se transforme a la hora de partido, y nos decimos ‘vamos a demostrar que igualmente sabemos a lo que venimos’, y es lo que se da, actitud totalmente distinta”. 


En su caso particular, una vez que entra en la pista, sea entreno o haya rival delante, no puede evitar darlo todo, siendo algo que sus propios compañeros destacan de él y que se le valora: “Hay gente que sí se reserva, y no hablo de mi equipo, pero eso es algo que depende de cada uno, que lunes, martes y puede que miércoles no se activa; yo no lo entiendo así y le doy duro desde el minuto uno de la semana porque este es mi trabajo y mi vida, y quiero seguir mejorando, porque por lástima ni este deporte ni otro dura toda la vida; siempre trato de entrenar al máximo para mejorar en el día a día, y habrá veces que esté más cansado, que llegue al 70% y que en cuento comience el entreno me vaya al 100%”. Ahora precisamente es el momento de no flaquear: “Se nos vienen dos semanitas duras otra vez; ya pasamos la primera parte de tenerlas y llegamos con muchas más ganas de jugar los octavos de final de la Challenge, pero lo primero es lo primero y este fin de semana toca Almoradí”. 


El opuesto valora que “puede que sea un equipo que esté ahora mismo en zona de descenso, pero está dando la sorpresa esta temporada; hasta último momento no supo si iba a salir por falta de ayuda económica y ahora se está llevando muchas victorias, está sorprendiendo a todos, y además jugar en casa del rival siempre es complicado, sea el que sea”. Por parte de Unicaja Costa de Almería, “mentalizados de hacer una buena semana, de hacer un buen partido en Almoradí y prepararnos para el duro viaje que va a ser hasta Estonia, disputar el partido y llevarnos la victoria en Saaremaa, jugar en casa la vuelta y tratar de clasificarnos y mostrarle a toda la gente un buen vóley”. El horizonte de 15 partidos, ahora 12, es con final de la Copa del Rey y con cuartos de final, con lo que Kukartsev desvela lo que se cuece en el vestuario: “Todos bromeamos con llegar a enfrentarnos al Milán, medirnos al gran opuesto que tiene, a los grandes puntas, y también todos tenemos ganas de hacer un viajecito a Italia -risas-“. 


El tono distendido a la hora de desdramatizar el cruce se acompaña de declaración de intenciones, “vamos a esforzarnos al máximo para que todo eso se dé”, pero “lo primero es lo primero Almoradí, viaje duro a Estonia, partido duro allí y después la Copa, paso a paso, bien concentrados, cuidarse al máximo, porque ya no podemos permitirnos más lesiones ni perder a más gente, enfocar en cuidarnos y en seguir mejorando como equipo”. Ambiciona su primer título en España y va a por él: “Me encantaría ganar, veo muy bien al equipo, y queremos mostrar otra imagen y otro Unicaja Costa de Almería al que fue en la Supercopa, que no fue el que la gente está acostumbrada a ver; vamos a ir con la tranquilidad de avanzar partido a partido hasta llegar al título”. Lo dicho, antes un Saaremaa del que no conoce mucho, pero sí tiene ganas de ver a un excompañero con el que salió campeón en Francia, Daniel Maciel, receptor y hermano del exopuesto ahorrador, Tiago: “Esta semana vamos a estar estudiando a los dos, Almoradí y al mismo tiempo Saaremaa”. 

Se confiesa muy motivado y en línea con lo que dice “nuestro profe De Haro” sobre entrenar compitiendo: “Está claro que en los entrenamientos puedes tener errores y no pasa nada porque estás practicando, pero realmente en los partidos es donde se muestra lo que entrenas y al mismo tiempo estás entrenando, así que solo queda decir que sigamos por el mismo camino, porque vamos primeros, y que estoy muy contento de formar parte de este gran equipo con el que espero dar resultados a la gente y mucha más buena historia al club”. Estar vivos en tres competiciones lleva consigo que “sabes que va a ser una temporada dura, en la que vas a tener partido tras partido, entre semana, a lo que algunos jugadores no están acostumbrados”. No es su caso: “Yo, por suerte, pude jugar varias competicones, Sudamericano de clubes, Mundial de clubes, y sé lo que es, un desgate físico por estar viajando entre semana, llegar al partido el día de antes, con poco descanso, poco entrenamiento; es algo para lo que hay que estar preparado, pero es nuestro trabajo, nuestra vida, y lo único que hay que hacer es mentalizarse y cuidarse bien, aprovechar todas las oportunidades que se nos dan a cada uno porque no todos podemos tener la misma suerte, aprovechar el momento y vivir lo lindo de este deporte”. 


Por último, no deja de lado la relevancia de los triunfos de 2020: “La semana de Vecindario va aparte, porque estuvimos entrenando sin colocador, tuvimos la ayuda de Jorge Soriano, nuestro fisio, nuestro tercer o segundo colocador, nuestro tercer líbero, puede jugar de punta… Ignacio fue directo al partido y se pudo observar que en ciertos momentos estamos descoordinados, pero ahora con su recuperación y la llegada de Pei se nota, y se vio en el entrenamiento antes de Ibiza, en el que por fin pudimos tener un seis versus seis que no había desde hace tiempo; se notó a un equipo con ganas de entrenar, la actitud fue muy buena, las ganas, mejores, y a la hora de jugar todos salen para demostrar y enseñar de lo que es capaz este equipo”. Contra Ibiza “exactamente lo mismo, rival duro que se ha clasificado para la Copa del Rey, pero nosotros teniendo presente que si fuera tenemos que dar el 100%, en casa, jugando para nuestra gente, tenemos que estar siempre por encima del 100”.


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/6/deportes/185453/donde-pone-el-ojo-kukartsev-pone-la-pelota

 

más leídas

últimas de Deportes

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería