1-3: El Almería desenreda su fútbol y gana con calidad ante el Tenerife

Comandados por un Lazo sensacional, el equipo sufrió porque perdonó mucho contra Ortolá

El Almería está aprendiendo a jugar con la presión. Victoria importante en Tenerife con un fútbol desenredado, elaborado, fluido, justo por lo que pelean Guti y la plantilla. El marcador es lo que vale, pero el proceso invita al optimismo. Se vio a un conjunto muy metido, con las ideas claras, tan solo atrapado en algunas salidas de balón complicadas entre portero y centrales.


Salieron a mandar los rojiblancos, conscientes de que cuentan con calidad para desnivelar la balanza a su favor cuando están cómodos. Mientras, el Tenerife trataba de crear daño por el único flanco débil del rival en todo el partidos, la banda izquierda. Suso quiso sacar de quicio a Martos, pero el defensa ha ganado en veteranía y sangre fría en su penas año y medio en Segunda. Camino de la media hora se puso el traje de gladiador José Carlos Lazo. Acción individual del extremo por banda izquierda, toca al área para Juan Muñoz, que tras una serie de rechaces no consigue rematar, pero llega el propio Lazo desde segunda línea para batir a Ortolá. Primer golpe en la mesa de un Almería que nunca especuló y fue a ganar.


Inspiración
Había que buscar a Lazo. Tenía un imán en sus botas y en otra jugada de manual hizo el segundo. Robo de Darwin Núñez, cabalgada por la izquierda, Muñoz aguanta en la frontal y cede otra vez a su compañero para superar al meta tinerfeño. Marcador de 0-2 con dos chispazos de calidad de la que tanto se habla por Almería.


A partir de ahí el conjunto de Guti se soltó, empezó a vivir cómodo con el balón, robando en campo rival y oliendo sangre para buscar el tercero. Pero entonces llegó lo que nadie esperaba por el desarrollo de los acontecimientos. Suso centra desde la derecha y Lasso sorprende rematando de cabeza a gol desde el punto de penalti. De un Tenerife tocado y casi hundido a un equipo que puso contra las cuerdas al Almería. El descanso fue un gran aliado para los rojiblancos.


Sufrir para ganar
Darwin y Muñoz pudieron dinamitar el encuentro en el inicio del segundo tiempo. Oportunidades clarísimas para los delanteros, pero no era el día de cara a puerta. No sentenciar envalentonó al Tenerife, que metió dos delanteros y empezó a abrir el campo para dañar a su adversario. Pocas intervenciones realizó Fernando, por lo que el trabajo defensivo fue el correcto. Ya con el tiempo cumplido, Chema y Aguza tiraron de pillería para fabricar el tercero. El sevillano ve el desmarque de su compañero, pasa, se mete en el área, y cierra la victoria con un derechazo raso. Este Almería ya se parece a Guti.

 

más leídas

últimas de Deportes

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería