Luis Enrique llama “desleal” a Robert Moreno y tacha su ambición de “desmedida”

El Seleccionador vuelve con su equipo habitual de trabajo

Luis Enrique dirigió por última vez a la Selección en el mes de marzo ante Noruega. Desde entonces dejó el cargo para estar al lado de su hija, ya fallecida, Xana.


"Hoy es un día muy especial para mí y para mi familia. Vuelvo a casa, a la Selección y a terminar un proyecto que inicié en su momento".


"Sé que la atención ha estado centrada en lo que ha pasado en los últimos meses. Me veo obligado a dar explicaciones aunque me gusta estar alejado de las polémicas".


"Tenemos tendencia a pensar que nuestro punto de vista es el mejor y muchas veces no es así".


"El único responsable de que Robert Moreno no esté en el staff soy yo".


"El desencuentro con Robert Moreno ocurre el 12 de septiembre, el único día que tengo contacto con él. Estuvo 20 minutos en casa".


"Me dijo que quería estar en la Eurocopa y que si yo quería sería mi segundo entrenador".


"Entiendo que ha trabajado mucho para ser seleccionador nacional y que sea ambicioso, pero para mí es desleal. Yo jamás lo haría y no quiero a nadie de sus características en mi staff. Entiendo su decisión pero no la comparto. Le dije que no le veo más como mi segundo y que estoy fuerte".


"Le dije que tengo ganas de trabajar aunque no sé cuándo lo haré, pero que volveré al fútbol".


"Tras la reunión que acabó de manera cordial, llamé a todos los miembros del staff. Dije que no quería que nadie tergiverse mis palabras".


"A partir de ahí no me he ofrecido nunca a la Federación, a pesar de que Rubiales y Molina dijeron que tenía las puertas abiertas. Nunca he dejado que terceras personas llamaran en mi nombre".


"En su momento dejé el cargo por las circunstancias que todos conocéis y me mantuve al margen viendo mucho fútbol".


"Después me llamaron y tuvimos una reunión en Zaragoza. Siempre he tenido muestras de cariño por parte de Rubiales y Molina. Les dije que estaban exentos de cualquier responsabilidad o de cualquier compromiso que pudieran pensar que tenían conmigo".


"Es cierto que me siento responsable y no me siento orgulloso de cómo ha acabado la historia. No me gusta ver a nadie sufrir o tener que dar explicaciones".


"En los cargos que ostentamos los valores son muy importantes. Me atrevo a decir que Rubiales y Molina han sido siempre leales, honestos y sinceros conmigo. Lo decía incluso cuando no era seleccionador".


"Estoy ilusionado y algo más delgado de lo habitual pero en forma gracias al deporte. Tengo muchas ganas de que llegue la Eurocopa y necesitaba dar explicaciones por mi familia, amigos, federación y plantilla".


"El staff va a seguir siendo el mismo. No van a cambiar muchas cosas. Las convocatorias tendrán mi matiz".


"Este 2019 no ha sido bueno para mí. Me gustaría dejar de remover la basura y mirar hacia adelante. Quiero devolver la confianza que tienen en mí a Rubiales y Molina".


"Creo que he sido conciso en lo que pienso. Estoy aquí porque el director deportivo y el presidente deciden llamarme. El resto creo que lo saben todos".









 

más leídas

últimas de Deportes

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería