Paqui, la niña de Garrucha que vive un bonito sueño

Tiene 15 años, ficha del filial, pero juega en el primer equipo

Paqui posa para LA VOZ en el campo de Benahadux.
Paqui posa para LA VOZ en el campo de Benahadux. Rafa Góngora

Fueron como unos diez minutos más de conversación que de entrevista. Paqui es de Garrucha, allí vive con el mar, el puerto y su gente como grandes compañeros de viaje de la vida, pero su vida es el fútbol y sus viajes cuando todos los días baja de Garrucha a Almería para cumplir el sueño de niña porque sigue siendo una niña. Solo tiene 15 años, con ficha del filial, pero se ha hecho un hueco en el once del primer Almería Femenino en la 1ª Nacional.


Un ejemplo
La niña de Garrucha tiene un corazón muy grande, tal vez con las dimensiones de un campo de fútbol. Habla a corazón abierto y se le nota en los ojos que es muy buena niña, esa niña que sueña con hacer carrera en el mundo del fútbol. La entrevista-conversación con LA VOZ y la Cadena SER tal vez sea la primera que le hayan hecho en sus solo quince añitos de edad. Comenzó a jugar al fútbol muy pronto y se va emocionando poco a poco en la entrevista, sobre todo cuando habla del grupo tan bueno que hay en el vestuario que dirige el míster Carlos Hinojo.


Comenzó a jugar al fútbol cuando solo tenía cuatro años. Recuerda cómo llegó al equipo rojiblanco: “Al Almería llego después de jugar un torneo en Portugal en el que quedamos segundas, y me comentaron que hiciera la jornada de captación con el Almería. Me vio Carlos Hinojo y me comentó de hacer la pretemporada con el primer equipo, el de la Primera Nacional. Tengo ficha del filial, pero ahora mismo estoy jugando con los dos equipos”.


Paqui es una niña muy agradecida: “Tengo una felicidad enorme, tengo muy buenas sensaciones, estoy muy contenta de jugar en el Almería, por lo que doy las gracias a la familia del Almería Femenino por darme la oportunidad de jugar en el Almería. Estoy aprovechando esta bonita oportunidad”, recuerda la rojiblanca.


Es una jugadora de equipo, una niña de club: “Juego en el sitio en el que me diga Carlos Hinojo, aunque normalmente estoy mejor en el centro del campo y también en la banda”.


Vive el viaje de su vida cuando baja de Garrucha para entrenar: “Venimos todos los días y nos turnamos con los padres. No sabes la pasión que tengo yo por jugar en el Almería. Desde pequeñita, cuando tenía 4 ó 5 años comencé en el mundo del fútbol, y cada vez más y más... hasta hoy”, comenta. 




















 

más leídas

últimas de Deportes

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería