¿Quién es quién? Andrea y Marta son las árbitras mellizas de nuestro fútbol

Viciana Fernández: “Nosotras nos vemos diferentes, aunque a la gente le cuesta“

Andrea y Marta llegaron juntas al Colegio de Árbitros hace tres años.
Andrea y Marta llegaron juntas al Colegio de Árbitros hace tres años. Rafa Góngora

Son las árbitras mellizas del arbitraje del fútbol almeriense, pero en el Colegio de Árbitros son las mellizas gemelas por lo parecido que son. ¡Es casi imposible encontrar las famosas cinco diferencias! aunque aseguran, mirándose y sonriendo, que se ven muy diferentes.


Andrea (en la foto está a la izquierda) y Marta (derecha) llegaron hace tres años al mundo del arbitraje. Responden a la preguntas como si llevaran toda la vida haciendo entrevistas; tienen una gran desenvoltura tanto dentro del campo con el silbato o el banderín como fuera. Primero habla Marta: “Llegamos al mundo del arbitraje porque sacaron un curso en la Universidad de Almería, nos interesó y nos apuntamos con una amiga más. Nos pasamos luego por el Colegio de Árbitros, estuvimos en una clase para ver qué tal era, nos gustó y así comenzó todo”.


Inicios
Marta Viciana Fernández recuerda cómo han sido estos primeros tres años en el mundo del arbitraje: “Hemos ido creciendo poco a poco, aunque al principio dio como un poco de miedo, pero luego vas disfrutando cada vez más en cada partido... la verdad es que cada vez nos gusta más y más”.   



Andrea y Marta sonríen.
Andrea y Marta sonríen.Rafa Góngora


Dice que casi no puede vivir la una sin la otra: “La verdad es que solemos pensar lo mismo, de verdad. Si nos pasa algo, nos ponemos en la piel de la otra, nos entendemos bastante bien en los partidos y con una mirada ya sabemos lo que está pasando; nos gusta bastante pitar juntas”.
¿Cómo recibieron en casa la idea de ser árbitras? “Se lo tomaron muy bien, sobre todo mi padre (risas) nos comentó que por qué no éramos jugadoras, pero al final viene a bastantes partidos para vernos, disfruta viéndonos a las dos en el campo. Estamos muy contentas las dos”.


Hace un balance “muy positivo, y la verdad es que queremos y esa es la intención, seguir creciendo”.
Andrea no se ve igual a Marta y dice: “Nos vemos muy diferentes físicamente, lógicamente nos parecemos y al principio cuesta saber quién es cada una. Yo creo que tengo más lunares en la cara ¿no?”.


Mientras Marta mira atentamente a su hermana, Andrea dice: “Me gustaría llegar lo más arriba posible en el mundo del arbitraje. Todas la temporadas nos proponemos conseguir el ascenso, pero si no se logra, siempre nos tratamos de superar y mejorar e todo lo que necesitamos mejor para ir a más. Queremos avanzar en el arbitraje”.


Una bonita historia
“El arbitraje sería muy diferente sin mi hermana, me gusta tener siempre a mi hermana conmigo en el campo. He pitado partidos sin Marta, pero estoy mejor con ella a mi lado” y de Andrea nos vamos con Marta (¡uno tiene la sensación que sigue hablando con la misma persona!).



Andrea y Marta en el Almería-Extremadura.
Andrea y Marta en el Almería-Extremadura.Rafa Góngora


“Estoy muy contenta en el mundo del arbitraje y jamás me hubiera imaginado que estaría aquí, pitando un partido de fútbol. Cada vez me está gustando más el fútbol desde el lado del arbitraje. Es una cosa que engancha y cada vez queremos pitar más partidos. Fíjate si nos gusta que cuando hay un fin de semana sin partidos lo pasamos bastante mal, de verdad.  Estuve lesionada tres meses y sufrí mucho porque no podía pitar durante el fin de semana. Veía a mi hermana pitar y yo decía ¡yo también quiero!  Cuando volví a pitar, ya cuando estaba recuperada de la lesión, estuve llorando antes del partido e el que volví a pitar. Estaba deseando volver a pitar”, recuerda a LA VOZ y SER.


Marta apunta que puede pitar un partido sin Andrea, pero “mejor si vamos juntas ¿no? (risas). También es cierto que cuando estoy pitando no estoy pensando que mi hermana está ahí, estoy muy metida siempre en el partido”,  pero desvela que “cuando llega el descanso del partido y mi hermana está en otro campo siempre pienso cómo le habría ido en su partido. En fin, que al igual que nos compaginamos muy buen juntas en el campo también sabemos estar separadas”.


Curiosidad
Marta recuerda que “cuando nos metimos en el mundo del arbitraje nos comentaron que en la familia nuestra hubo un árbitro, nuestro tito Paco Muñoz, fue árbitro hace ya muchos años. Es bonito porque es una continuación de la familia”.


A papá Víctor Viciana le gusta el fútbol y a mamá Pilar Fernández “le gusta que nosotras pitemos; ella disfruta viéndonos pitar, pero no le gusta mucho el fútbol”.    


Las árbitras mellizas estudian juntas y lo mismo en la Universidad de Almería: Ciencias de la Actividad Física y del Deporte “¡y sacamos las mismas notas! Algunos compañeros nos diferencian por el carácter, pero no todos... (risas)”. Una entrevista y una historia muy divertida.


Las mellizas del arbitraje del fútbol almeriense están encantadas porque en tres años han crecido una barbaridad en el colectivo arbitral.

 

más leídas

últimas de Deportes

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería