Francisco Sánchez Picón (1956-2019). Una referencia en el mundo del baloncesto

Falleció prematura y dolorosamente el pasado domingo 13 de octubre

Paco recibiendo un trofeo durante su etapa como juvenil (1973).
Paco recibiendo un trofeo durante su etapa como juvenil (1973). La Voz

Francisco Sánchez Picón, Paco Picón en el mundo del básquet almeriense, falleció prematura y dolorosamente, el pasado domingo 13 de octubre. En esta nota no vamos a referirnos a su desempeño profesional, como administrador de fincas al frente de una empresa del ramo, tampoco a su desenvolvimiento familiar, como padre entregado a sus hijos que disfrutaba también en las reuniones con hermanos y sobrinos, sino que nos vamos a centrar en el enorme legado que deja tras su paso por el deporte de la canasta en su Almería natal.


Paco Picón formaba parte de esa generación de jugadores que en los años 70 tomó el relevo de la anterior de pioneros de este deporte en Almería, encarnada como nadie por Juan Esteban Navajas, el que, por cierto, muy pronto, con edad de junior, lo incorporaría a las filas del Club Baloncesto Almería en la tercera categoría nacional. La trayectoria de Paco Picón se había iniciado en 1970 en los equipos infantil y juvenil del Instituto Masculino. Muy pronto compaginaría el deporte escolar con el federado y en la temporada 1971-1972 formaría parte del equipo fundador de la sección de baloncesto del Centro Social Los Molinos, estandarte, durante varias décadas, del básquet en Almería. Tras un par de temporadas en el club molinero, siendo campeón juvenil en 1973, el CB Almería lo incorpora a su disciplina en 1973-1974.



De pie, primero a la derecha.
De pie, primero a la derecha.La Voz


Durante 5 temporadas, Paco Picón exhibe su coraje defensivo y su zurda prodigiosa en las filas del equipo entrenado por Navajas, que transitaba por la tercera división nacional jugando en las pistas del Colegio Menor y la Sección Femenina. Paco formaba parte de esa formación que todos los aficionados recordamos: la de los Céspedes, Poli (Juan Enrique Felices), Manzano, Manolo Parra o Guillermo, entre otros. Eran años de precariedad en las instalaciones, de pistas de cemento mal mantenidas y sin apenas vestuarios. Hasta los 80 la ciudad no contará con un pabellón cubierto digno de tal nombre.


Su regreso a Los Molinos cuando acaba la década permitirá abrir, tras el ascenso a la categoría nacional, una nueva etapa ya en los años ochenta. En estos años, Paco va desarrollando cada vez más su parcela de entrenador, compaginándola, como ya hiciera desde el año 74, apenas siendo jugador junior, con la de entrenador. Fue el coach del equipo de baloncesto de Los Ángeles desde 1974 a 1977, siendo campeón provincial junior en 1975, entre otros trofeos. Su carrera de éxitos continuaría como entrenador del C.S. Los Molinos desde 1981. Conforme avance la década de los 80, Paco irá retirándose de la primera línea en su actividad como jugador y entrenador, aunque siempre se mantendrá en contacto con  sus antiguos compañeros y acudirá sin falta a las reuniones que desde hace seis años convocan los antiguos baloncestistas del club molinero. Hemos perdido a un referente en el baloncesto almeriense. A uno de los nuestros. Tu familia y nosotros lloramos tu ausencia. Descansa en paz.

José Pedro Céspedes, Juanjo Membrives y Andrés Sánchez Picón.


 

más leídas

últimas de Deportes

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería