Un gol ilegal impidió que el Almería lograra su sexto triunfo liguero

Los rojiblancos supieron sufrir en un partido en el que no dieron su mejor versión de juego

Iván Martos.
Iván Martos. LFP

Los buenos equipos, los equipos competitivos, las escuadras que quieren conseguir objetivos complicados, tienen que tener la capacidad de saber sufrir cuando en los partidos piten bastos bien porque los rivales sean mejores o bien porque no tengan su tarde.


Mal comienzo
Pedro emanuel entendió que había que seguir haciendo rotaciones ante la acumulación de partidos que el plantel ha soportado en ocho días. Y apostó por un once similar al que venció al Girona con algunos cambios como la vuelta de Romera o la ausencia de José Corpas y César de la Hoz. Durante la primera media hora el Rayo barrió a un desconocido Almería que perdió el control del juego porque el Rayo Vallecano le dejó sin aire con su presión adelantada.


Pero a base de coraje, entrega, disciplina y fe los indálicos consiguieron salvar los muebles. La situación se agravó con el tanto local. Un gol que no debió subir al marcador porque el portero René está fuera de combate por haber recibido en su cabeza un rodillazo del argentino Leo Ulloa.


Indomables
El gol en contra no amilanó a los rojiblancos que se fueron a por un conjunto local que empezaba a acusar el esfuerzo realizado hasta entonces. La fe de los ‘indomables de Emanuel’ se vio recompensada con el estreno goleador de Juan Muñoz a falta de un cuarto para el teórico final. Los dos equipos movieron sus banquillos y el partido terminó con varios lanzamientos a balón parado sobre la meta del gaditano René sin consecuencias. Pese a no ofrecer su mejor versión el Almería de Pedro Emanuel no logró su 5º triunfo seguido por culpa de un gol ilegal. Esa es su grandeza.

 

más leídas

últimas de Deportes

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería