¿Qué es el límite salarial y cómo se calcula en el fútbol?

Hay novedades durante esta temporada 2019/2020

Javier Tebas, presidente de la LFP.
Javier Tebas, presidente de la LFP. AS

El mercado de fichajes ha sido largo. Muy largo. Y dejando a un lado a los Neymar, Pogba y compañía, una de las coletillas que más se ha escuchado en despachos y oficinas de equipos de Primera y -sobre todo- Segunda es la del 'límite salarial'. Es la principal diferencia entre el control económico que se impone en LaLiga con respecto al resto de ligas europeas y uno de los quebraderos de cabeza de los 42 equipos del fútbol profesional.

El FC Barcelona contará esta temporada con el tope salarial más alto de la categoría (671M€). Le sigue el Real Madrid con 641M€. Tras los dos gigantes aparecen el Atlético de Madrid con 349M€ y el Sevilla con 185M€. El Valencia alcanza su récord con 171M€. En LaLiga SmartBank, el Girona es el club con el límite más alto (29,3), seguido de Rayo Vallecano (19,1) y UD Almería (18,1).


El tope salarial comprende, entre otras cosas, los sueldos de los jugadores, del primer y segundo entrenador, el preparador físico, el gasto de los equipos filiales, la cantera, etc. En el caso de la liga española, este control de gasto se realiza varias veces durante la temporada. A finales de abril, los equipos hacen una propuesta del límite salarial de cara a la ventana de mercado estival y la patronal durante el mes de mayo les aprueba o modifica dicha cifra ajustándola a sus posibilidades financieras.

Es la causa principal por la que el presupuesto de un equipo X no lo confirma el club, sino que la entidad sólo aporta los datos, realizando una estimación. LaLiga lo verifica y corrige si esto fuera necesario. A raíz de ello surgen varias preguntas: ¿Qué es el límite salarial? ¿Cómo se calcula? ¿Por qué unos equipos tienen más que otros?


¿Qué es el límite salarial?
El principio para calcularlo es restar a los ingresos totales los gastos que no tienen que ver con la confección de la plantilla deportiva. El tope salarial entró en vigor en el año 2013, cuando Javier Tebas se convirtió en presidente de LaLiga. Este límite lo propone el club en base a su presupuesto. Posteriormente, el Órgano de Validación de la patronal debe aprobar ese límite propuesto o rectificarlo hasta que la cifra "garantice su estabilidad financiera".

Sin embargo, no siempre la cifra propuesta es el tope máximo, sino el que estimen oportuno para ajustarlo a sus presupuestos (siempre que no superen al que estima LaLiga). Además, que se marque un tope no implica que este sea consumido en su totalidad.

El principal objetivo de esta norma es evitar los gastos desmedidos de los clubes. O lo que es lo mismo, asegurar la viabilidad de los clubes e intentar reforzar la igualdad para conseguir una competición más competitiva. Dentro del tope salarial se incluyen los sueldos y salarios de la plantilla, las indemnizaciones de la plantilla, la Seguridad Social de la plantilla, las amortizaciones de compras de jugadores, las primas colectivas que establece un club y cualquier otra remuneración.


¿Cómo se calcula el límite salarial?
La diferencia entre estos ingresos y gastos estructurales será la cantidad que podrá utilizar cada equipo en su plantilla para pagar los sueldos, es decir, esa cuantía es el tope salarial. Está regulado en los artículos 34 a 41 de las ya mencionadas "Normas de elaboración de presupuestos y clubes SAD". Se consideran ingreso todo el dinero que los clubes reciban por contratos de patrocinio, cuotas de abonados y socios, derechos por televisión (ingreso más amplio en estas temporadas), ingresos de explotación, ingresos por competición (Liga, Copa y Europa), publicidad y venta de jugadores.

Por contra, se estima como gasto todo el dinero gastado en compras de jugadores, gastos de explotación, amortizaciones, provisiones, personal no deportivo y lo conocido como variaciones negativas en existencias.

El artículo 34.1 marca el Punto de Equilibrio de los clubes, que vendrá determinado por el coste de la Plantilla Deportiva, que incluye la Plantilla Deportiva Inscribible (25 jugadores, entrenador, segundo entrenador, preparador físico, etc) y la No Inscribible (gasto en filiales, cantera y otras secciones deportivas). Los conceptos que se incluyen en estos dos tecnicismos vienen marcados por los artículos 38 y 39.


Otra de las grandes preguntas que se hacen los aficionados es la siguiente: ¿cuánto cuesta incribir en LaLiga a un jugador recién comprado? Este gasto está compuesto por una fórmula en la que se incluye el salario que percibe el jugador, la cuota de la Seguridad Social y el prorrateo de las primas del contrato. El coste del traspaso se estima dividiendo la cantidad pagada entre los años que firma con el equipo, estableciéndose así la llamada amortización.


¿Se puede modificar o ampliar el límite salarial?
El tope salarial no es fijo ni estático. LaLiga, en su normativa, asegura que los clubes pueden pedir una modificación en base a una posible venta de jugadores, el aumento de ingresos por TV o aumento de socios, obtención de un nuevo contrato publicitario o aportaciones de los propietarios.
Valladolid y Elche reducen sus deudas

Todo equipo que se encuentre en concurso de acreedores verá reducido el límite, toda vez que los beneficios que puedan generarse irán destinados a cubrir deudas. Es por ello por lo que el Real Valladolid solo cuenta con 32 millones de límite salarial, menos que Granada y Osasuna, y el Elche apenas cuenta con 5 millones. El equipo pucelano debe algo más de 10M€ a Hacienda por deudas tras abonar nueve durante el pasado mes de mayo, mientras que los ilicitanos han reducido su deuda a menos de la mitad durante los últimos años.


La autorregulación, nueva norma en Segunda
Los equipos de Segunda División han vivido un verdadero quebradero de cabeza durante este mercado. Y las miradas se han puesto sobre el mecanismo de autorregulación que ha implantado LaLiga en la categoría de plata. Este método fija el precio de mercado que estima LaLiga que tiene un jugador mediante a través de aspectos como el número de partidos disputados, la categoría de la que provenga o lo que cobraba en su anterior equipo.
El Málaga, principal perjudicado

Esta medida, que ha afectado al Málaga entre otros, fue acordada y aprobada por todos los clubes inmersos en la competición, con el fin de evitar engaños como fichar a jugadores firmando un contrato en unas condiciones pequeñas y pagando otras cantidades en dinero B o sortear el límite salarial ofreciendo un salario menor la primera temporada y la segunda uno mucho más alto.


El Málaga ha sido el principal afectado por esta nueva condición. El equipo de Martiricos tiene problemas económicos al no ser capaz de cubrir con normalidad sus gastos o cumplirlos con retraso. En este caso, LaLiga lo ha terminado penalizando, por lo que el tope oficial diferirá bastante del previsto y deseado por el club. El futbolista afectado ha sido Raúl Lizoain, que iba a firmar por el mínimo (77.500€) y LaLiga no le dio el visto bueno al estar por debajo de su valoración estimada. Aun así, LaLiga ha permitido al Málaga inscribir por el salario mínimo a varios jugadores y así tener una plantilla con un mínimo de garantías para competir.

 

más leídas

últimas de Deportes

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería