Córdoba y Extremadura están en peligro como el Reus

No pueden ni fichar por el control económico de LaLiga. Apuros: superan el límite salarial

Extremadura y Córdoba midiendo sus fuerzas en el Nuevo Arcángel.
Extremadura y Córdoba midiendo sus fuerzas en el Nuevo Arcángel. AS

EI Reus es el gran problema a resolver por LaLiga a corto plazo. El Juez de Disciplina Social, Manuel Rivero, se pronunciará en una semana sobre un caso que, según varios presidentes y directivos consultados, se ha podido escapar desde el inicio de la temporada del control económico a priori. Tras el plazo de alegaciones que expira el 15 de enero, debe decidir si le desciende (lo más probable según los expertos) o le mantiene con más condiciones y con el riesgo de que el TAD o la justicia ordinaria le den la cautelar. Sin embargo, ésta no es la única preocupación: Córdoba y Extremadura (en descenso) también peligran por las normas de un control que, además, está regateando algún Primera con riesgos de sanciones menores.


El Córdoba tiene una deuda de 4,5 millones, está en causa de disolución, tiene el límite salarial sobrepasado en 1,8 millones (tenía 3,9), no puede fichar, está obligado a vender en invierno (igual Aythami) y depende de la vuelta de Guardiola (cedido al Getafe por 1,5M€ que no ha visto) para intentar venderlo a la Premier. El Extremadura, por su parte, sigue sin inscribir a Casto, que llegó en julio como portero titular y sólo entrena. Sus dirigentes confiaban en saldar sus deudas con el dinero prometido de la Junta y del ayuntamiento y hacerle ficha. Por eso, cedieron a la Ponferradina a su guardameta suplente (Manu). Sin embargo, LaLiga, tras ver el aval, no aceptó. Con el límite (5,1) superado tiene que tirar del filial.


Estos casos no preocupan tanto a LaLiga como el Reus. La patronal está cerca de los 12 futbolistas profesionales que le quedan (mañana tocaría cobrar diciembre), a los que ha dejado caer que algo falló en el control: la tendencia en los últimos tres años ya proyectaba malos números. De ahí que en verano le prohibiera fichar.


LaLiga pudo abrir expediente en octubre, cuando llegaron las primeras diligencias por embargos, y no esperar a diciembre, cuando AFE presentó los 12 procedimientos abreviados y Tebas se convenció de que el Reus, del que no es amigo y está en pre-concurso, debía bajar. No obró como con Elche o Murcia por varios motivos: no hay tantas sanciones, ni firmes (como entonces), el expediente se abrió en tiempos diferentes, el pasivo se verifica en junio (ahora deben muchos) y la deuda del Reus con las administraciones públicas es menor (520.235 euros) y está garantizada por LaLiga.

más leídas

últimas de Deportes

newsletter

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.