El primer día de Francisco en Huesca, muy especial

Antonio Ramón Sánchez acompañó al técnico almeriense

Francisco y Antonio Ramón en los vestuarios de El Alcoraz.
Francisco y Antonio Ramón en los vestuarios de El Alcoraz. La Voz

Pasado y presente del Huesca, juntos por un día. Antonio Ramón Sánchez y Francisco Rodríguez vivieron una jornada especial en El Alcoraz, y es que el balompié almeriense está de enhorabuena con la vuelta de un entrenador a la élite. Antonio fue jugador oscense en los años 80, llegando cedido por el Real Madrid, y no quiso perderse el debut de su amigo Francisco con la plantilla. El actual director deportivo de La Cañada ha dejado muchos amigos en el mundo del fútbol y no desperdició la ocasión de inmortalizar el momento con el míster y también con su ayudante José Ortega. El acento almeriense se impone en el cuerpo técnico, en el que también se encuentra Sergio Pardo.


La era Francisco comenzó con un entrenamiento matinal, donde empezó a imponer sus señas de identidad. Va a tener más tiempo el Huesca para preparar el encuentro con el Espanyol y desde la grada no perdió detalle un Antonio Ramón que recordó sus tiempos de jugador y ahora desea toda la suerte del mundo a un gran entrenador y, por encima de todo, amigo.


Presentado
Llega con muchas ganas e ilusión para aprovechar la oportunidad que le brinda la Sociedad Deportiva Huesca. Francisco tiene claro que se está a tiempo de “encauzar la situación, hay buen equipo y confío plenamente en que se saque cuanto antes”. También señalaba que el Huesca venía de hacer las cosas bien el año pasado, pero “evidentemente no podemos jugar de la misma forma que se hizo en Segunda”, y que ahora mismo lo que más le importa es “sacar nuestros tres primeros puntos”.

Dentro de su idea, el almeriense se muestra confiado en su trabajo y que todo el mundo tiene que confiar, ya que “no creo en la suerte, sí en el trabajo, en el futbolista, en la persona sobre todo. Entender que tenemos los mejores y vamos a ir hasta el final”. 


Oportunidad
No ha tenido dudas en aceptar la oferta oscense, “si vengo aquí es porque estoy convencido de que el equipo ha competido en casi todos los partidos. Hay plantilla, jugadores, y sobre todo que haya ambición. Seguir creciendo y trabajando”. Quiere transmitir al vestuario que “tenemos que trabajar, convencernos y saber qué vamos a hacer para ganar. Vamos a hacer que el equipo crea y que el jugador se sienta responsable”. Comienza la era Francisco en Huesca con Antonio Ramón a su lado. Almería mirará de reojo todo lo que haga el equipo azulgrana.

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.