El Madrid recurre a la energía nuclear: Cristiano

Ayudará a entrar en su decimocuarta final. Benzema y Casemiro serán bajas

Crisitano vuelve para llevar al Real Madrid a la gran final.
Crisitano vuelve para llevar al Real Madrid a la gran final.

Jimmy Grimble, de 15 años, víctima de acoso escolar, se propuso hace 16 años jugar un día en Maine Road, entonces la casa del Manchester City. Una decisión casi heroica en una ciudad en la que el vecino United había ganado la Champions un año antes. Grimble acabó en Maine Road calzando botas mágicas, regalo de una anciana, pero aquello sólo sucedió en el cine y con un guión que hubiese comprado Walt Disney de haberle gustado el fútbol. El City era y es otra cosa. Antes de que lo adquiriera Mansour bin Zayed dio poco que hablar. Después creció más en la lista Forbes que en el ranking UEFA, sin ‘grimbles’ de los que presumir.


En el verano de 2012, Javi García, Nastasic y Rodwell fueron sus tres fichajes más caros. Ninguno sigue en el club. Un año después compró a Jovetic y Negredo. También están fuera. En 2014, las incorporaciones más lujosas fueron Bony y Mangala, hoy suplentes estupendamente remunerados. Da la impresión de que no hay más fórmula que el prueba-error, dinero mediante. Pero el amontonamiento de estrellas le ha dado para dos Ligas, una Copa, dos Copas de la Liga y un peligro evidente en las semifinales que esta noche se ventilan en el Bernabéu.


Esta vez será con Cristiano, ausente en la ida, tratado con células madre y oficialmente apto. Con él gana el Madrid un cuerpo de ejército: 93 goles en la competición, 16 este año, 33 veces autor del primer tanto, ocho partidos consecutivos marcando, 15 dianas de cabeza… Un jugador que transforma a un equipo que pierde a Benzema, quien mejor le entiende. El Madrid acabó porautoconvencerse de que era mejor renunciar a él y a Casemiro, baja sensible en un equipo propenso a perder el equilibrio.


Se abren, pues, dos huecos para cinco candidatos. Pinta que Lucas Vázquez, titular en el Etihad y que ha jugado los últimos cinco partidos, completará el tridente, quizá para jugar por la izquierda, su lado oscuro. Eso descarta a Jesé. Isco, James y Kovacic, por orden de posibilidades, son los aspirantes a relevar a Casemiro.




El City reservó a nueve titulares ante el Southampton. Cambió descanso por goleada. No tendrá a Silva pero sí a Yayá. Un trasvase de energía a cambio de inventiva. Será un equipo al servicio de De Bruyne y Agüero, que se crecen con la ampliación de espacios, fenómeno que Pellegrini espera hoy, con el Bernabéu pidiendo atrevimiento a su equipo. Necesita el gol que aún no le han hecho al Madrid en un Bernabéu que espera llevar al equipo a su decimocuarta final de la Champions, su hogar.


 

Temas relacionados
Fútbol Forbes Verano Acoso escolar Cine

para ti

en destaque