Amor, soledad y erotismo en ‘Mañana vendrá Elisa’, de Pedro Soler Valero

Amor, soledad y erotismo en ‘Mañana vendrá Elisa’, de Pedro Soler Valero

Evaristo Martínez
20:28 • 22 abr. 2013

Miguel, un hombre de avanzada edad que vuelve a su tierra natal tras enviudar, conoce a Elisa, una joven médica que vive su sexualidad sin ataduras. Entre ellos nacerá una historia de amor marcada por sus circunstancias personales, por los enredos, las mentiras y la pasión que desafiará las convenciones sociales. Este es el argumento de ‘Mañana vendrá Elisa’ (Ediciones Dauro), el nuevo libro de Pedro Soler Valero (Sorbas, 1942), que se presenta el próximo jueves (19.30 horas) en el Círculo Industrial y Mercantil de Almería.

Soler Valero estará acompañado por Pilar Sánchez, la editora de Dauro; José Heras, profesor titular de Teoría Literaria de la Universidad de Almería, quien analizará la estructura de la obra; y Jacinto Soriano, catedrático de las universidades francesas de La Sorbona y Reims, encargado de analizar el personaje de Elisa. “Soriano, que conoció a Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir, defiende que Elisa es una mujer excesivamente libre en una sociedad que es machista en sus formas”, afirma el autor.

Cuatro años de trabajo
Pintor, ceramista y escritor, Pedro Soler Valero es autor de los libros de relatos ‘Sorbas. Historias del paraíso’ y ‘Relatos imprudentes’, de la novela corta ‘El artificio del odio’ y del poemario ‘El cuaderno de Aída’, todos publicados por Arráez Editores. ‘Mañana vendrá Elisa’ es su primera novela, en la que ha invertido cuatro años de trabajo. “Antes de escribir creas una estructura pero después los personajes se vuelven autónomos y van por donde quieren”, señala.

¿Hay apuntes autobiográficos? “Hay historias que les han pasado a gente que conozco, experiencias personales... Todos los autores aportamos algo autobiográfico: no sólo por las situaciones sino de forma íntima, por los pensamientos. A partir de ahí la fabulación ha ido creciendo, a veces por sitios que ni siquiera sospechaba”.

En las más de 350 páginas de ‘Mañana vendrá Elisa’ se abordan temas como el amor, la melancolía provocada por la vejez y la inevitable soledad; todo, bajo una potente carga erótica. “El sexo se describe de forma explícita, como lo hacen hoy los grandes novelistas. Siempre he dicho que para escribir no hay que censurarse; para eso, mejor no hacerlo. Cuando uno escribe es libre, yo al menos lo intento”.

También subyace una reflexión sobre los prejuicios de la sociedad. “Elisa es una mujer libre que puede estar con varios hombres aunque sólo quiera a uno, que se define entre el deseo legítimo de sexo y el amor a una persona, que es Miguel. Y esto es algo que la sociedad no admite, es una idea presente en el fondo de toda la novela”.

Almería, otro personaje
La acción de ‘Mañana vendrá Elisa’ transcurre en la actualidad en Almería, “con epicentro en Níjar”, por lo que el paisaje de la provincia también es importante en la trama. “Miguel vivía ahí y ella nace en Almería, en el barrio de la Almedina: estudia en el colegio El Milagro, hace Medicina en Granada, se especializa en psiquiatría infantil y trabaja en Torrecárdenas, así que el ambiente es el de aquí”, dice Soler Valero.

El escritor asegura que huye de juzgar a sus personajes. “Sólo los coloco ahí y dejo que sea el lector quien lo haga”. Y mantiene que pecar sigue siendo su afición favorita, como aseguraba en una entrevista publicada en este diario hace ocho años. “La edad y la naturaleza han mermado en parte esa afición. Cuando hablo de pecar me refiero al goce prohibido, y todo lo prohibido tiene un atractivo enorme. Y para mí, que no soy creyente, mucho más”.





Temas relacionados

para ti

en destaque