Consejos para sobrevivir en un festival de verano

La OCU aconseja tomar estas precauciones para evitar posibles problemas en festivales

Imagen de un festival en Almería
Imagen de un festival en Almería
Jaime Molero 10:13 • 05 jul. 2022 / actualizado a las 13:14 • 05 jul. 2022

Cada año son más los conciertos y festivales que se celebran en nuestro país, acogiendo artistas y grupos procedentes de todo el mundo. Entidades como la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se ocupan de regular los mínimos imprescindibles en tanto a organización, calidad y seguridad en los masificados recintos habilitados. Tomar precauciones de cara a evitar posibles problemas es un factor fundamental para poder disfrutar de estos espectáculos estivales.


Las entradas




Lo primero en un concierto o festival, como es lógico, es la entrada al recinto. El acceso normalmente se facilita a través de una pulsera que, aunque esté hecha de materiales resistentes, conviene mantener bien vigilada. Si pierdes esta pulsera se te denegará el acceso al evento, así que mantén siempre la entrada original para posibles reclamaciones.


Principalmente los grandes festivales son los que sufren el fenómeno de reventa, una práctica ambigua que no llega a contemplarse en la ley y que facilita esta segunda venta a través de páginas webs que se lucran con el proceso. Ten extremo cuidado con estas reventas, pues además de contar con precios superiores a los oficiales, estarás exento de posibles reclamaciones ante situaciones como la cancelación del evento.



Según la OCU, existen numerosos fraudes en las reventas de los que tenemos que tener sumo cuidado. Las webs fraudulentas son uno de los mayores problemas, pagando un alto precio puede resultar en quedarnos en la puerta del festival con una entrada fraudulenta que, por supuesto, no será aceptada. Desde esta organización se desaconseja expresamente la reventa como método de compra ya que aunque la web no sea fraudulenta, siempre existen problemas como precios abusivos, entradas vendidas a múltiples personas simultáneamente, etc. Además, en caso de cancelación o modificación del evento únicamente se tendrá derecho al reembolso del precio original, no incluido el sobrecoste pagado en reventa.


Comida y bebida




Algo fundamental en cualquier festival es estar alimentado para estar dispuesto a disfrutar. En la mayoría de festivales existen puestos de comida (bocadillos, perritos, hamburguesas, etc.) junto a barras de bebidas que suelen ser el recurso esencial de la mayoría de los asistentes. Ten cuidado si eres vegano, vegetariano o tienes alguna alergia o intolerancia, pues quizás tengas algunas complicaciones en la búsqueda de comida.


¿Se puede meter comida?


En algunos espectáculos sí está prohibido introducir comida o bebida del exterior. Sin embargo, recientemente un informe de Consumo aplicado mayoritariamente a las salas de cine concluyó que prohibir la entrada de comida o bebida del exterior es una práctica abusiva, es decir, ilegal. Desde la OCU se insiste en el derecho de los asistentes de disponer de agua del grifo de forma complementaria a la oferta del lugar. Además, recuerda que la hidratación es prioritaria, bebe agua y si consumes alcohol, hazlo con moderación. 


Otros objetos autorizados


En la mayoría de festivales está prohibida expresamente la entrada con cámaras de fotos o vídeo profesionales, excepto si gozas de algún tipo de acreditación.  Por motivos de seguridad, tampoco se permite la entrada con maletas, mochilas o bolsos de gran tamaño ni cualquier objeto que la organización pueda considerar un peligro para el adecuado desarrollo del evento. Infórmate en la web de la organización sobre qué objetos se autorizan para no tener sorpresas en la puerta. 


Horarios


Cada año los horarios se convierten en alguno de los problemas que rodean al desarrollo de los festivales y conciertos de verano. Los problemas de sonido (como baja calidad o volúmenes demasiado altos), así como el incumplimiento de los horarios pueden hacer arruinar el mejor de los conciertos. La organización debe velar por cumplir los horarios establecidos, pero al ser considerada una infracción leve, muchas de ellas no le dedican el compromiso que merece.


Movilidad reducida


Si eres una persona con movilidad reducida solicita información sobre las instalaciones y servicios que la organización tiene preparados para ti. Algunos festivales exigen que las personas con movilidad reducida informen con varias semanas de antelación para poder asignarte una plaza reservada y adaptada. Además, cuando llegues al festival infórmate del plan de evacuación que la organización pone a tu disposición.


Aseos e higiene


La higiene y aseo siempre es uno de los puntos que más preocupan a los asistentes. El número de zonas de aseo previsto por la ley dependerá del número de asistentes, a partir de 500 personas debe haber cuatro puntos de aseo, cada uno con cuatro cabinas con inodoro como mínimo. En caso de que no se cumpla esta normativa tienes derecho a reclamar.


Párking


El aparcamiento y acampada son factores fundamentales para poder vivir la experiencia de un festival, normalmente la zona de acampada se encuentra en las proximidades del recinto y contempla los precios más asequibles. En algunos festivales existen zonas con cabañas y tiendas en las que gozar de un extra de comodidades, eso sí, también con un extra para el bolsillo.


También se destina una zona para el aparcamiento de vehículos y autocaravanas que intenta tener en cuenta la llegada masiva de asistentes. Sin embargo, no sería la primera vez que los últimos asistentes no consiguen un lugar en el que estacionar su vehículo, para ello intenta acudir con tiempo o reserva una plaza (con un coste extra). 


Seguridad


Al llegar al recinto infórmate sobre las posibles salidas de emergencia en caso de algún incidente, estas salidas suelen estar a distintos lados del recinto y no tienen puertas ni mecanismos que entorpezcan la afluencia de personas. La organización debe velar por un control de aforo, y la existencia de una enfermería, botiquín, ambulancias o personal sanitario. Si la seguridad del evento no es de tu agrado, siempre puedes dejar una reclamación por escrito o incluso avisar a la Policía Municipal.


Transporte


Normalmente, los grandes festivales se encuentran a grandes distancias de los núcleos urbanos y no todos los asistentes tienen vehículo para el traslado o zona de acampada en la que trasnochar. En muchas ocasiones la organización no dispone de suficientes autobuses, derivando en largas colas o el traslado a pie de los asistentes, que puede resultar un riesgo en su seguridad. De esta manera, desde la OCU recomiendan que te informes previamente del despliegue de autobuses y horarios, así como de cualquier otro transporte disponible en la zona.



Temas relacionados

para ti

en destaque