Daniel Díaz rueda en Laujar y Berja ‘La luna y el toro’, fábula cañí y canalla

El cortometraje narra la historia de amor entre una torera y una plañidera

Rodaje del corto en Laujar de Andarax. Foto: Juan Antonio Díaz
Rodaje del corto en Laujar de Andarax. Foto: Juan Antonio Díaz
Evaristo Martínez 22:29 • 03 jun. 2022

“Nos gusta la estética castiza y lorquiana, así que cuando nos propusimos rodar este corto pensamos que qué mejor lugar que el pueblo de mi padre, con esas calles tan blancas y esas rejas, tan cinematográficas”. El almeriense Daniel Díaz Caballero filma estos días en esa localidad en la que están sus orígenes, Laujar de Andarax, el cortometraje ‘La luna y el toro’, que codirige junto a Ramón Escobar, natural de La Rioja. Berja, con su plaza de toros como referencia, es el otro escenario escogido para ambientar una historia de amor entre una torera y una plañidera “con un toque de realismo mágico”  que transcurre en un universo “folclórico-futurista” con un punto de vista “crítico” respecto al género y la tradición.


‘La luna y el toro’ es el trabajo de fin de grado de una promoción de la Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Cataluña (ESCAC), donde Daniel Díaz ha estudiado. Llegó allí tras ganar el Maratón 48x3 del Festival Internacional de Cine de Almería (Fical) en 2018 con el corto ‘Caldo quemao’. 


Estos días, desde el pasado miércoles 1 y hasta el próximo lunes 6, los directores capitanean a un equipo de unas 20 personas, casi todas de la ESCAC. Sofia Masiello coescribe el guion junto a Díaz y Escobar: una historia que bebe tanto del “teatro de Lorca” como de la estética “quinqui y macarra”, con influencias visuales del cineasta granadino José Val del Omar, “por lo que tiene de renovación del folclore”, pasando por la ‘Blancanieves’ de Pablo Berger, el arrojo de recientes e inclasificables óperas primas como ‘Destello bravío’, de Ainhoa Rodríguez, y ‘Espíritu sagrado’, de Chema García Ibarra, y la ecléctica estética del videoclip ‘Demasiadas mujeres’ de C. Tangana.



“Llevamos la tradición de las novelas románticas a un punto de vista actual con una historia de amor entre dos lesbianas”, cuenta en conversación con LA VOZ Daniel Díaz. Las actrices Mar Campra y Mari Ángeles Luque encarnan a estas dos “figuras castizas”, la torera Sagrario y la plañidera Martirio, y lo que representan: “Una nunca llora y la otra nunca sangra”.



Mar Campra y Mari Ángeles Luque, en Laujar. Foto: Sofía Masiello
Mar Campra y Mari Ángeles Luque, en Laujar. Foto: Sofía Masiello



Para afrontar parte de los gastos de rodaje y desplazamiento, el equipo hace un llamamiento a “cualquier tipo de ayuda, transportes, figurantes, comida o echar un cable compartiéndolo”. Además, han lanzado una campaña de crowfunding a través de la plataforma Goteo (https://www.goteo.org/project/la-luna-y-el-toro) o mediante Bizum al teléfono 684212224.


En el rodaje de ‘La luna y el toro’ se están volcando todos los vecinos de Laujar. “Mi padre, Juan Antonio, y mi abuelo, ‘El guardilla’, son conocidos por todos”, exclama Díaz, orgulloso de reencontrase con sus raíces gracias a la magia del cine.




Temas relacionados

para ti

en destaque