Buena actitud de los novilleros y un gran novillo en Vera

El primer festejo apoyado por la Fundación del Toro de Lidia se salda con una oreja por coleta

Jesús Cuesta, se enrosca con su novillo. Foto Baltasar Gálvez
Jesús Cuesta, se enrosca con su novillo. Foto Baltasar Gálvez La Voz
Jorge Ponce 00:19 • 04 may. 2022

Fue una idea de la Fundación del Toro de Lidia (FTL), para la promoción de las novilladas con picadores, materializada en la liga nacional de novilladas y, en Almería, con el impulso de la gestión de Paco Delgado y de la Diputación de Almería. En nuestra provincia se han sumado las plazas de Vera y de Berja para participar en el ilusionante proyecto de la FTL, y el primer asalto se ha saldado con más importancia en la arena que eco en los tendidos.


Aproximadamente un cuarto del aforo se juntó en los tendidos de sombra (de la calurosa tarde) para conocer a los novilleros Álvaro Burdiel y Jesús Cuesta. La actitud de ambos irreprochable, ante una rematada novillada de los hierros de Las Monjas y de Chamaco. Burdiel se enfrentó a un primer novillo de Las Monjas de horribles hechuras, alto, cuesta arriba, castaño albardao que se coló en el capote del novillero marcando la dificultad de su pitón derecho. El tercio de varas restó a la lidia del novillo, siendo sorprendido el picador y no siendo capaz de acertar en lo alto del lomo a pesar de rectificar el puyazo. Tampoco tuvo clase el astado que hizo sonar el estribo insistentemente. Álvaro Burdiel, acompañado por el diestro Ortega Cano en labores de apoderado, trasteó con mérito a un novillo que embistió siempre con la cara alta y sin emplearse, de manera muy irregular. El novillo agradeció que se le perdiera un paso y se le provocara, lo que hizo casi imposible ligar las tandas. El novillero escuchó palmas desde el tercio.



Burdiel en un ayudado por alto. Foto Baltasar Gálvez
Burdiel en un ayudado por alto. Foto Baltasar GálvezLa Voz



El segundo del lote de Burdiel fue un novillo negro mulato y con las puntas hacía arriba -veleto- de la ganadería onubense de Chamaco. A este si pudo Burdiel dejarle una buena serie de verónicas encajando los riñones que fue rematada con media verónica con ambas rodillas en tierra en los medios. En banderillas esperó el astado, al que hubo que pasar varias veces para dejar 4 garapullos repartidos por el morrillo. En la muleta si humilló este,  que agradeció la firmeza del novillero que enganchó la embestida para alargar el camino del animal. No le perdió la cara Burdiel a un lote con dificultades y cortó una justa oreja al esfuerzo de la tarde.


Distinta comenzó la tarde para Jesús Cuesta. Lidió en primer lugar un novillero excepcional de Las Monjas. Las hechuras no engañaron y el novillo bajo, enmorrillado, acapachado atesoró las virtudes de la nobleza, la fijeza y la repetición. Un novillo de nota muy alta, bien entendido por Cuesta, que dejó unos lances de recibo vistosos hasta el mismo centro del redondel. Se llevó el novillo un puyazo injustificadamente largo y castigador y llegó a la muleta más parado de lo que hubiera debido, ¡qué pena!. Comenzó su faena Cuesta con bellísimos doblones, y se fue cimentando la misma sobre el pitón izquierdo, insinuando al animal el baile de los vuelos de la muleta para que, de uno en uno, dejar pasajes de alta carga estética. Un circular invertido inacabable remató la faena malograda con al espada, aunque valió para dar una vuelta al ruedo.



Cerro plaza otro novillo muy rematado, en este caso de Chamaco, recibido con lances a pies juntos por Cuesta y quitado por delantales por burdiel. Desde que salió de chiqueros mostró una embestida muy informal, que se descomponía al rozar las telas, ligeramente prolongada cuando no lo hacía, pero en cualquier caso una embestida bruta y desclasada. Este sorprendió a Jesús Cuesta y le propinó una voltereta. No se vino a menos el novillero que se metió en los pitones y se pegó un arrimón que le valió una oreja para empatar el marcador.


Lo que se vió en la arena superó en emoción y mérito al resultado numérico del festejo. El próximo sábado tendrá lugar la segunda de las novilladas de la Liga Nacional de Novilladas de la FTL, será en la plaza de toros de Berja, y el día siguiente, domingo, a las 12 de la mañana, en la plaza de toros de Almería, festival con colaboración benéfica con Lea Vicens, El Fandi, Finito de Córdoba, Jesús Almería, Cayetano y Fran Lupión.   




Jesús Cuesta dejó una gran imagen. Foto Baltasar Gálvez
Jesús Cuesta dejó una gran imagen. Foto Baltasar GálvezLa Voz


FICHA


Plaza de toros de Vera

Un cuarto de plaza

Novillos de Las Monjas (1º y 2º) desiguales de hechuras y comportamiento, alto y descastado el primero; bajo y acapachado el segundo, que fue un toro de nota altísima, noble y con fijeza; y novillos de Chamaco (3º y 4º) bien presentados, toros con dificultades para el triunfo.

Álvaro Burdiel (grana y oro), palmas y saludos desde el tercio y oreja

Jesús Cuesta (gris perla y oro), vuelta al ruedo y oreja.



Álvaro Burdiel pasea un trofeo. Foto Baltasar Gálvez
Álvaro Burdiel pasea un trofeo. Foto Baltasar GálvezLa Voz


Temas relacionados

para ti

en destaque