“La gran suerte que tenemos en Almería es que tenemos muy buen transformismo”

Entrevista a Juan Rodríguez, peluquero y todo un referente del drag, mejor conocida como Nadine

El peluquero almeriense cuando se transforma.
El peluquero almeriense cuando se transforma. La Voz
Nazaret García 20:59 • 23 abr. 2022

Juan Rodríguez, natural de Almería, es peluquero de la ciudad, además de drag queen, aunque aquí también le conocen por su nombre artístico, Nadine. Compagina el arte de la peluquería con el arte del espectáculo, donde tanto la persona como la artista se fusionan por su amor al arte. A pesar de las numerosas trabas que ha ido encontrando en el camino para convertirse en un referente en Almería, ha conseguido que el público disfrute de sus espectáculos y valore el gran trabajo y esfuerzo que hay detrás del maquillaje, los tacones y las pelucas. 


¿En qué momento nace el interés por el drag, sobre todo aquí en Almería? 

Bueno, realmente mi pasión e interés por el drag surgió cuando vi a dos compañeros actuando en un local. En realidad todo pasa de repente. Sales un día de fiesta, vas a una discoteca gay y cuando vi a estos dos compañeros sobre el escenario, me enamoré del espectáculo. En ese momento solo pensé una cosa, y es que quería ser como ellos. 



¿Y en Almería el drag está asentado o está emergiendo algo diferente?

Pues mira, la gran suerte que tenemos en Almería es que tenemos muy buen transformismo, que no drag, porque no es lo mismo y es algo que se está perdiendo. Mientras que el transformista es alguien que imita un personaje público, el drag es la persona que lo hace todo, que no se especifica solamente en una persona, no se caracterizan. Que se esté perdiendo el transformismo es síntoma de que la gente y los tiempos cambiaron y están cambiando, quieren más diversidad. Y también que se está dejando de idolatrar, de estar estancados en un personaje. En Almería por suerte hay compañeros maravillosos para una ciudad tan pequeña, donde aportan una gran variedad tanto de transformismo como drag. Tengo compañeros que bailan, cantan y hacen transformismo antiguo. Es lo bueno que tiene nuestra Almería, además de tener dos locales que dan mucho espectáculo. 



Nadine, ¿qué significa este nombre para ti?

Antiguamente en Almería tenían la tradición de que tenían que tener una madrina. Y la madrina, tal como se llamase, tu nombre tenía que empezar por la misma inicial que empezase el suyo. Una amiga mía me dijo que empezase por 'n'. Yo tengo una chica que canta en ruso que se llama Nadine y me llamó mucho la atención porque me parecía muy sensual, elegante. 



¿Qué une y separa a Nadine con Juan?

Lo que une a Nadine y a Juan es el arte, porque ambos aman expresar el arte que llevan dentro. Y lo que les separa son los caracteres. Mientras que el carácter de Nadine es muy sinvergüenza, por decirlo de alguna manera, con un humor muy negro; Juan tiene un carácter mucho más cortado, es tímido, le gusta pasar desapercibido... En definitiva, todo lo contrario.


Entonces Nadine es una vía de escape para Juan

Efectivamente. Es una coraza. La coraza de Juan se llama Nadine y por ahí saca muchas cosas que no se pueden sacar a flote en mi día a día, y por ahí salen a relucir. 


¿Qué se puede esperar de los espectáculos de Nadine?

Pues los espectáculos de Nadine suelen ser muy variados. Soy muy camaleónico. Puedo hacer desde un folclore con bata de cola, hasta en ropa interior bailando encima de una barra. 


¿Y tus referentes?

Mis referentes son Marifé de Triana por la interpretación. Marifé era muy teatrera y capaz de hacer un teatro en cuatro minutos de canción, por eso para mí es una gran referencia, y sobre todo porque era capaz de cautivar y conquistar al público en esos pocos minutos de canción. Y, por otro lado, Shakira. Ella es un ejemplo de que hay que saber bailar muy sensual, de que hay que mover unas caderas, donde hay que conseguir que el público te mire con un gesto de cuerpo. 


¿Cómo explicarías que el drag sea, probablemente, algo más profundo que trajes, maquillajes y pelucas?

El drag esconde muchísimo detrás de todo eso. Sobre todo lo que esconde es la intencionalidad de hacer que la gente pase un rato a gusto y agradable. También el preparar muchos espectáculos de diferentes maneras para que no siempre sea rutinario, y las horas que hay de trabajo para hacer un espectáculo. La gente piensa que no, pero claro, hay que preparar ropa, canciones... Esconde, después del maquillaje, peluca y tacones, personas que somos tan humildes y trabajadores como los demás.


Entiendo que sigue habiendo prejuicios 

Muchísimos. El prejuicio que quizá más se percibe es el rechazo de muchas personas. Otro de ellos es que, cuando estás soltero y buscas pareja, es muy difícil encontrar una persona que entienda a lo que te dedicas. Pero también el rechazo de gente que no entiende que una forma, una manera de demostrar el arte que tenemos. 


¿Cómo está evolucionando el drag en España? 

Ha evolucionado muy bien y cada vez más, sobre todo en lo que respecta a la gente, las personas. Ahora te hacen llegar que eres bueno, te suben la autoestima, te respetan y se ríen contigo, que eso es lo más importante. El apoyo que da la gente día a día. Además, España tiene mucha cultura drag. Afortunadamente tenemos las drags de Canarias, el transformismo de la vieja escuela, nuevas tendencias... Y hago mucho hincapié en que el transformismo es una cultura que no se puede perder nunca. Para llegar donde hemos llegado, hay que pasar y hemos pasado muchas cosas. No es todo un camino de rosas, más bien espinas para poder subir. 


Temas relacionados

para ti

en destaque