Vuelven los coros por Navidad y Almería responde con aplausos

La Coral Virgen del Mar y el Coro Ciudad de Almería rompen un silencio impuesto desde 2019

V. Navarro García 09:24 • 25 dic. 2021

Bastaba con mirar alrededor para comprender que la población local estaba ansiosa por asistir a un concierto coral de temática navideña. Guardando la pertinente distancia de seguridad, resistiendo la corriente fría que entraba por las puertas abiertas y protegido por las mascarillas, el público llenó la iglesia convento de la Compañía de María y la parroquia de San Pablo Apóstol durante los conciertos ofrecidos por la Coral de la Virgen del Mar y el Coro Ciudad de Almería.


Joaquín Torrecillas, actual director del veterano coro de la ‘Virgen del Mar’, salía a escena para agradecer a una iglesia abarrotada para los estándares actuales, su asistencia a la velada.


Los aplausos del respetable servirían de estímulo a unos coralistas que, debido a la causa por todos conocida, no ofrecían ningún concierto desde el pasado año 2019. Y es que ganas y sorpresas por agradar al público no faltarían en ninguno de los dos conciertos corales de Navidad y con esa actitud la Coral Virgen del Mar, en la noche de su vuelta, abriría el recital a cargo de un octeto de voces femeninas.




Vuelta a la escena con un repertorio prolijo



La Coral Virgen del Mar diseñó un programa rico en el género del villancico, complementado con composiciones de temática invernal. Un viaje en el tiempo que tendría como origen la polifonía hispana del S.XVI, con obras como ‘Niño Dios d’amor herido’ de Francisco Guerrero y ‘O Magnun Misterium’ del célebre maestro de capilla Tomás Luis de Victoria y finalizaría con obras contemporáneas como ‘Northern Lights’ del pianista noruego Ola Gjeilo, quien la escribiría inspirado por el lugar donde mas auroras boreales se producen.


Durante ese periplo por la historia navideña de la música, no faltó un bloque dedicado a los villancicos populares conocidos por todos. ‘Ya viene la vieja’ o ‘Ay del Chiquirritín’ traerían el espíritu navideño y los recuerdos de niñez de los más mayores, acompañados por sus hijos o nietos.




Tan solo 24 horas y tres conciertos

Con el sol del medio día, la Agrupación Musical San Indalecio de La Cañada continuaba la estela trazada por el concierto navideño de la noche anterior, en lo que sería un fin de semana consagrado a la música, siendo imposible negar que tener en la ciudad, con tan sólo 24 horas de diferencia, dos conciertos corales, y otro de una banda sinfónica en el Auditorio, que apostó, con mucho tino, por un repertorio difícil en su ejecución como West Side Story de Leornard Berstein, es un revés inmediato a la cantinela “no se hace nada en Almería”.


Desenfado, simpatía y mucha sabia nueva

Por su parte, el Coro Ciudad de Almería volvía al circuito de conciertos con un repertorio dinámico, moderno y divertido. Música swing, brasileña, pop y rock, con arreglos de su director José María Azurmendi, fueron los pilares que  sostuvieron un recital plagado de sorpresas, bromas y sobre todo gente joven, bajo una consigna: pasárselo bien.


El director hispano-alemán repetía su estrategia de dividir las temáticas del concierto según la franja etaria de los cantantes. En primer lugar, el coro infantil, dirigido por Jesús Valverde, se presentó frente al público con una versión de ‘El cementerio’ de Mecano, que despertaría el interés del público por lo simpático del momento, así como por el arreglo musical de la pieza. Por su parte el coro adulto, cerraría el concierto con villancicos populares y obras alemanas que vestirían de solemnidad una tarde de sonrisas y desenfado.


Sin embargo, lo que me ha parecido una auténtica sorpresa, fue conocer la existencia de una tercera formación coral dentro del ‘Ciudad de Almería’, compuesta por adolescentes que se atrevieron con ‘Zombie’, de la mítica banda The Cramberries. Un coro ‘millenial’ que ha cambiado las carpetas por Smartphones, así como la manera de ensayar.


Acostumbrado a trabajar sin partituras, esta sección ha desarrollado un oído que le permite corregir cualquier vaivén en la afinación hasta volver a encontrarse en la armonía de manera orgánica, y así dieron muestra de ello con acordes que llenaron todo el espacio.



Temas relacionados

para ti

en destaque