José María Garzón: “Mi ilusión es ser apoderado del aficionado”

El nuevo empresario de la plaza de toros de Almería habla en primicia para LA VOZ

José María Garzón, nuevo empresario de la plaza de toros de Almería.
José María Garzón, nuevo empresario de la plaza de toros de Almería. La Voz

Cercano, ilusionado e ilusionante. Así ha sido la primera toma de contacto con quien gestionará 'los próximos años, no me pongo plazo' los designios taurinos de nuestra principal plaza de toros. José María Garzón (Sevilla, 1973) ha protagonizado la mayor sorpresa de los últimos años tomando el relevo de la Casa Chopera (y Alberto Bailleres) como empresa promotora de la feria de la Virgen del Mar. Apenas han pasado veinticuatro horas desde que se hizo público, a través de la empresa Lances de futuro, el cambio en la gestión de la plaza, Garzón analiza para LA VOZ la situación de nuestra feria, objetivos, y estrategias a seguir.


Siempre es conveniente comenzar por el principio, ¿Cómo se fragua este cambio con la propiedad de la plaza? 

Ha sido una negociación fácil, las dos partes -Lances de futuro y la familia Cuesta- buscábamos lo mejor para Almería. Me llamaron y me expusieron que se había terminado el contrato con la Casa Chopera, y tuvimos varias reuniones, presididas por la discreción y la ilusión. Debo decir que durante todas las conversaciones no hubo ningún interés personal, siempre tanto la propiedad como nosotros estuvimos mirando por Almería, por su afición y su gente, tratando de devolver a Almería y su feria donde merece estar. Las circunstancias son complicadas, pero esperamos estar a la altura y que la feria de la Virgen del Mar vuelva a brillar con sus mantones y su merienda.



Pero tienes mucho trabajo por delante...

Eso es bueno, imagínate que tristeza para una empresa si no hubiera trabajo por delante. Esta empresa se caracteriza por contar con un gran equipo de trabajo, que va a luchar por dar vida a la Almería taurina durante todo el año, tener visibilidad, hablar con orgullo de tauromaquia y dar normalidad al toro dentro de las artes, para que todo ese trabajo en agosto vea sus frutos. La feria es el plato principal, pero no solo de eso podemos comer. Yo lo comparo un poco con las cofradías, que trabajan todo el año y no solo la semana de Pasión para que sus procesiones y la Semana Santa sea un éxito. En eso es necesario también que todo el tejido social trabaje codo con codo para que la feria vuelva a ser una realidad.



¿Se ha firmado por tres años?

No quiero hablar de plazos, espero estar aquí muchos años. Tal vez no sesenta y cinco porque no creo que esté aquí tanto tiempo... (risas)


¿Sobre que cimientos construirás tus ferias?

Para nosotros el público es lo más importante. Muchas veces pienso que soy empresario pero no tengo apoderados toreros, mi ilusión es ser apoderado del aficionado. La estrategia, o los cimientos como los llamas, pasan por el trabajo desde la base. Acercar al toro en los colegios, la universidad... volver a crear ilusión en los aficionados es fundamental.  Te pongo un ejemplo, la situación en la que cogimos la plaza de Córdoba también era muy complicada, más que Almería, pero con trabajo hemos logrado que el aficionado tenga ilusión otra vez por ir a la plaza. Tal vez la afición de Almería esté un poco desilusionada, pero hay que estudiar cual es el motivo, trabajarlo y lograr que la gente acuda todo el año a las actividades taurinas que se organicen. Mantener viva e ilusionada la afición. 


La Casa Chopera ha estado sesenta y cinco años al frente de nuestra feria, ¿pesa más coger ese relevo?

Por supuesto que si. Tomar ese relevo impone mucho. La familia Chopera es un ejemplo de empresa en España, con mucha historia a sus espaldas, y genera una responsabilidad altísima. 


En el último lustro o última década en Almería ha habido tres descensos evidentes. Se ha reducido el público, se ha reducido el número de festejos, y ha bajado el toro...

Estoy aún conociendo mucho de Almería, y me falta conocer de verdad todo lo que ha pasado. Hay que analizar por qué baja el número de abonados, pero te digo que eso está pasando en muchas plazas más, no solo en Almería. La oferta social ahora es inmensa, y la gente se está acostumbrando menos al abono y más a la búsqueda del festejo rematado que colme sus expectativas. Los abonos hay que impulsarlos, hay que poner precios buenos y que el abonado tenga algún beneficio, porque si no en una feria con tres corridas muy rematadas, y tres menos rematadas, si el abonado no tiene algún beneficio no es un abono atractivo. El número de festejos también se ha reducido en todas las plazas, como te digo, la oferta de ocio es tremenda, y con el COVID también ha habido que reducir festejos. Nuestra idea es ir aumentando, pero hay que analizar e ir trabajando, si se pasara de un golpe de dos festejos a seis o diez sería malo para todos, también para Almería.



José María Garzón.
José María Garzón.La Voz


¿Conoces nuestra feria? ¿has visto toros en nuestra plaza antes?

Si claro, es una plaza muy divertida, con mucha afición, con ganas de pasarlo bien y divertirse. Las meriendas son extraordinarias. Es una plaza que me transmite ilusión, con una vitola torerista, en la que los toreros vienen muy a gusto. Además tiene una arquitectura muy personal y muy buen clima todo el año.


Quiero conocer mejor a Lances de futuro... respóndame muy breve, lo que se le venga a la cabeza:

Variedad de encastes: Santa Coloma, Domecq... todos son importantes

Novilladas: son muy importantes porque es el futuro de la fiesta, pero no solo lo digo, lo he demostrado en todas mis plazas.

Toreros locales: Si están en buen momento y tienen ambiente en la ciudad hay que contar con ellos. Depende del momento que tengan.

El público: es el más importante de la fiesta.

Tradicionalista o evolucionista: abierto a la evolución

 

Temas relacionados
Toros Cultura Entrevistas

para ti

en destaque