‘Los hijos del cielo’, el espectáculo más grande del mundo

Rayos, tormentas, nubes, hielo y nieve en el primer trabajo gráfico de meteorología almeriense

El autor frente a su familia, amigos y vecinos que lo arroparon en la presentación del libro
El autor frente a su familia, amigos y vecinos que lo arroparon en la presentación del libro La Voz

Hijo de Gérgal y vecino de un pueblo situado al pie de Los Filabres que acogió el más importante centro astrofísico de España. Allí se miran las estrellas y se estudia el universo. Pero José Miguel García García no tuvo que esperar para apasionarse con la meteorología; desde pequeño los fenómenos que se originan en las nubes se convirtieron en pasión, en emoción y permanente búsqueda.


Todo ello la ha convertido en uno de los más reputados fotógrafos de rayos, lluvias, nieve, tornados o cencelladas del país. Y esa dedicación pasional se ha transformado en el libro que este fin de semana presentaba en el Centro de Interpretación Astrofísico de Gérgal. Bautizado con el sugerente nombre de “Los Hijos del Cielo”, compendia una selección de sus mejores fotos, un glosario de esas tormentas que no duda en perseguir allá donde se produzcan.


Las emociones
Pero además a las impactantes imágenes reproducidas en las más de 260 páginas del trabajo las ha acompañado con la descripción de lugares y de aventuras ocurridas al pie de la tormenta, bajo el cielo, a pie de las borrascas, gotas frías y otros fenómenos a los que ha acudido puntual en los últimos años, para convertirlos en una historia que muchos han vivido, otros han sufrido, pero pocos han sabido captar en toda su magnitud.



Josemi  ha sabido plasmar como nadie la furia del rayo, la serenidad de la nieve, la imposible arquitectura que diseña el hielo, la amenazante calma de la lluvia y ese cielo convertido en espectáculo que, a través de las páginas, es capaz de poner ese cielo en las manos de sus lectores.


El corazón del coloso
Para ello se deja llevar de sus emociones, se adentra (con frecuencia con un riesgo cierto) en el corazón de las tormentas, para gozar de sensaciones únicas y reflejar lo que ocurre en el corazón del coloso. Son esas sensaciones, esas emociones, las que ahora nos regala con ‘Los Hijos del Cielo’, donde tienen cabida las cencelladas (esas formas que el agua y el viento forman al congelarse), los rayos más terribles, las lluvias más violentas, las nubes más amenazadoras y también las más bellas, y hasta las auroras boreales, las ‘Valkirias’ que captó, arrebatado por tanta belleza, en una aventura cerca del círculo polar ártico.



Su última gran aventura le sirvió para cumplir uno de sus sueños, viajar a la isla de La Palma y enfrentarse al brutal espectáculo de la erupción en Cumbre Vieja, una experiencia difícil de olvidar para un cazador de esos fenómenos que nos regala de cuando en cuando la Naturaleza y que reflejan todo su poder.


La obra de su vida 
La presentación de ‘Los Hijos del Cielo’ tuvo lugar en Gérgal, tierra de astrología y poderosos episodios meteorológicos. Entre el público, henchida de emoción y orgullo Loli, su madre, que reconocía haber tenido un hijo ‘tormentoso’ porque desde muy pequeño salía en busca de esas tormentas que le abren los ojos a universos de emociones.


Loli dice que la afición le viene de cuna, “porque cuando le pidieron en la escuela una redacción, habló de tormentas y rayos... y sólo tenía cinco años”.


Loli pasa miedo cada vez que su hijo se marcha en busca del rayo o la nieve, pero nunca le frenó “porque es su pasión y no tenemos derecho a impedirle que la viva”. Su familia, su gente, su pueblo, estuvieron con él en la cita del sábado.

 

para ti

en destaque