“Me he llegado a encontrar un horno y un cortacésped mientras buceaba”

Entrevista al buceador David Valverde, conocido en redes sociales como David ‘Chanquete’

David “Chanquete”, en una de sus salidas, recogió un total de 86 mascarillas.
David “Chanquete”, en una de sus salidas, recogió un total de 86 mascarillas. La Voz

David Valverde, mejor conocido en redes sociales como David 'Chanquete', es instructor de buceo en Cabo de Gata-Níjar y embajador de organizaciones como Plogging RRevolution, Aqualung y Plastic Free Mediterráneo. Entre sus pasiones, el deporte y el cuidado del medioambiente van de la mano, y con este cóctel perfecto a través de su cuenta de Instagram, fomenta la conciencia medioambiental ante un problema imperioso como es la contaminación de las playas. 


¿En qué momento decides fusionar tu profesión con el cuidado del medioambiente?

A los buceadores nos inculcan desde que empezamos a bucear a intentar proteger el medio. En el mar se mueve mucha contaminación, y a raíz de lo que nos enseñaron a nosotros, intentamos hacer lo mismo con la gente: cuidar el fondo marino, fomentar actitudes favorables y mostrar todo lo que puede ocurrir cuando se deja la basura en tierra y acaba en el mar. 



Entonces, el interés por el medioambiente, ¿se despierta cuando te haces buceador?

Sí. De hecho es curioso porque muchas veces tengo alumnos que son pescadores submarinos, que empiezan a bucear y dejan de pescar. Ven la vida que hay en el fondo marino y el cuidado que hay que tener. Algunos dejan totalmente la pesca para poder seguir viendo la vida marina cada vez que bucean.



¿Cuál es la realidad que hay bajo el mar de Almería? 

La realidad es que hay mucha vida marina, que está muy bien cuidada, pero a la vez vinculada con muchas zonas donde hay contaminación. Al final, toda la contaminación que segregamos en tierra termina en el mar: el viento lleva los plásticos al agua, los vertidos que echamos al agua, entre otras cosas. Por ejemplo, en Cabo de Gata donde hay poca profundidad, la gente no lo aprecia, pero en los fondos marinos hay basura de años que se ha dejado atrás y que perdura por culpa nuestra.


¿Qué es lo que más te ha impresionado de lo que has encontrado buceando?

Yo me he llegado a encontrar hasta un cortacésped y un horno buceando. Gente que no ha ido al Punto Limpio a dejarlo. Son electrodomésticos bajo el agua. Incluso plásticos de más de 30 años.


Durante la pandemia del Covid-19, imagino que han sido las mascarillas.

Lo de las mascarillas es una bomba de relojería y las playas están llenas. Hace poco me encontré una mascarilla a 21 metros de profundidad, y eso me chocó bastante. Encontrar lo que generamos en tierra a tanta profundidad es síntoma de que esto está llegando a ser algo importante. Se están contaminando las playas a una velocidad alarmante.


¿Siguen ensuciándose las playas igual tras la vuelta a la normalidad?

A día de hoy sigue habiendo el típico perfil de personas que dejan los vasos de plástico, los desperdicios de la comida, e incluso, cuando te ven recoger, te miran raro y te dicen “mira este, que está recogiendo la suciedad”. A veces  me hago fotos recogiendo mascarillas para denunciarlo en redes sociales, y acaban diciendo “si luego lo recojo”. 


¿Es en realidad los plásticos lo que encuentras con más frecuencia?

La gente piensa que los plásticos es lo que más hay y lo que más contamina, pero normalmente lo que más contamina en la montaña y en la playa es el papel higiénico. Lo que se encuentra es increíble. Vas por Cabo de Gata y por las esquinas encuentras papel tirado que luego no se recoge. Tenemos mucho miedo a los plásticos y el papel desechable es una factor muy contaminante. 


¿Se contamina más durante la época estival?

Contaminación se genera durante todo el año. En verano, hay mayor control por parte de los ayuntamientos. Y control significa limpieza de las playas. Pero esto no sucede durante todo el año, solo en junio, julio y agosto. Entiendo que se busca dinero, el turismo es bueno, pero en invierno la poca gente que segrega basura no es controlada. Quitan los contenedores, no hay donde tirarla, y la gente no suele llevársela a su casa. 


¿Cuáles son las playas que más sucias están?

Normalmente por las zonas que solemos bucear son las zonas que están más limpias porque hay paso de buceadores y de personas conciencia medioambiental. Además, son playas que se ensucian pero se limpian a la vez. Aun así, las calas y playas que son menos accesibles, segregan mucha más basura porque esa gente que ensucia no tiene nadie que vaya detrás recogiéndola. Por eso, esas playas, como las del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar están muy bien cuidadas, porque el ayuntamiento lo procura por toda la gente que va. Igualmente hay mucha basura.


¿Hay compromiso por parte de las administraciones con el medioambiente?

Se duda mucho porque se ve. El día que voy en invierno noto que se han olvidado de la playa, que ya no se cobra y no está el turista. Con lo cual, falta un poco de miramiento durante todo el año. Sin embargo, avanzan aunque van de a poco. Para ellos es una recompensa que la gente vea que quieren cuidar esos entornos. Aunque la cuestión es que se vaya mejorando tan lento que sea tarde.


¿El almeriense tiene conciencia medioambiental?

Creo que cada vez más. La gente que vive en los pueblos se da cuenta de lo que está ocurriendo, pero les cuesta actuar. Es más fácil decir “qué playa más sucia tengo al lado”, pero es difícil decir “voy a bajar a limpiarla”. Aunque a día de hoy, hay más limpieza de playas gracias a las diferentes formas de motivar a las personas, como son las denuncias en redes sociales. 


¿Es la juventud más proactiva que las personas mayores?

La gente mayor está muy acostumbrada al reciclaje. Antes se reciclaba mucho más que ahora, estaban acostumbradas a la naturaleza y al cuidado de todo. Generaban mucha menos basura. Hay juventud que sí está puesta en el problema del medioambiente, pero hay otra que si no se lo metes a la fuerza, no se dan cuenta de lo que ocurre. 


¿Qué es el plogging?

El plogging viene de Suecia. El significado literal es “correr y recoger basura”. Nosotros hemos creado una organización que se llama Plugging RRevolution, con la que intentamos abarcar un poco más a lo que ya el plogging lleva, que es recoger basura. Nosotros queremos que esos materiales lleguen a su contenedor porque pensamos que el reciclaje es la única medida de salvación que tenemos de crear residuos y que se pueda reutilizar todo.


¿Qué buscáis conseguir a través del plogging?

Intentamos inculcar la información que tenemos y que todo el mundo pueda colaborar. Además, estamos en un momento donde el deporte está en auge y por eso intentamos aplicarlo a cualquiera, porque es un segundo de tiempo en recoger lo que encuentras. Es el típico ejemplo: si yo cojo un plástico, es uno, pero si lo cogen 1.000 personas, son 1.000 plásticos. El trabajo sería así descomunal, la gente puede ayudar a su cuerpo y ayudar al medioambiente.


Los niños son esponjas, ¿cómo perciben ellos el concepto de plogging?

Los niños muchas veces lo que tienen es la desinformación que les crean. Aunque, hay muchos profesores que le enseñan videos de mis compañeros y míos, y yo lo agradezco. Por eso, en el momento en que los niños descubren lo fácil que es ayudar al planeta, ya empiezan a absorber. Pasa que el mayor de la casa, por ejemplo, sigue pensando “si yo ya no lo voy a ver, ya los siguientes lucharan”, pero en cambio los niños son una fuente muy grande para ayudar y van a poder hacerlo.


 

Temas relacionados
Medio Ambiente Playas de Almería Plásticos Contaminación

para ti

en destaque