Los ‘piononos de Almería’: nacen los ‘josefinos’ en honor a San José

Una pastelería almeriense elabora un novedoso pastel que es una ‘trinidad’ para golosos

Los novedosos piononos almerienses.
Los novedosos piononos almerienses. La Voz

En Granada, la devoción de un pastelero por la Inmaculada Concepción se tradujo en la creación del dulce más típico y famoso de la provincia vecina: los piononos, cuyo nombre es ya incluso una marca registrada por la pastelería Ysla (con presencia en Almería capital en plena Rambla y en el Paseo Marítimo).


Ahora, más de un siglo después del nacimiento de los piononos, un obrador almeriense ha creado su propio dulce en honor a San José, recientemente declarado por el Vaticano “patrono y custodio” de la provincia de Almería.


Se trata de ‘La Gracia de Dios’, una pastelería del centro de la capital (Regocijos, 63) que ha decidido homenajear al santo y dejar un dulce recuerdo de un año especial: los ‘josefinos’.



El postre está compuesto por una auténtica ‘trinidad’ para golosos: una base de masa, chocolate y crema componen un dulce coronado por una guinda que aspira a hacer las delicias de los almerienses y, sobre todo, dejar buen sabor de boca del año en el que la Santa Sede proclamó a San José patrono de los almerienses.


El origen



Si en 1897 Ceferino Isla creó el pionono en homenaje al papa Pío IX (Pío Nono), el Santo Padre que había proclamado el dogma de la Inmaculada Concepción de María medio siglo antes, en 2021 José Antonio López y Mª Carmen Sánchez han dado a luz a los ‘josefinos’ coincidiendo con dos hitos importantes para la religiosidad popular. 


No en vano, este año ha sido declarado ‘Año Jubilar Josefino’ por el papa Francisco debido a un aniversario que, precisamente, tiene mucho que ver con el papa Pío IX: se cumplen 150 años desde que Pío Nono nombrara a San José patrón de la Iglesia Universal.


Y coincidiendo con ese Año Jubilar Josefino, la sociedad almeriense apoyó una petición de la asociación de fieles Providentia elevada a la Santa Sede: que San José fuera declarado custodio de la provincia de Almería.


Y de esa efeméride quedarán un buen puñado de recuerdos en Almería: una imagen de San José, estatuas repartidas por la provincia y un nuevo dulce almeriense. Los ‘josefinos’ son el homenaje al nuevo patrono de la provincia que mejor sabor de boca dejará.

 

Temas relacionados
Religión Empresas Cultura

para ti

en destaque