Tara Westover: autora de ‘Una Educación’, de éxito mundial

Doctora en Cambridge y profesora invitada en Harvard, trata la evolución interior

Tara Westover es una ensayista e historiadora estadounidense.
Tara Westover es una ensayista e historiadora estadounidense.

Nace en Idaho en l986, en una granja a los pies de la montaña ‘Buck’s Peak’, que simboliza la naturaleza, la fuerza y la familia. El padre es mormón radical. Cree en el Fin de los Tiempos y se prepara con reservas de combustible, agua y alimentos para sobrevivir, y considera que la escuela, los médicos y los hospitales son un medio de dominación del Estado y prácticas usadas por el demonio, y que el lugar de la mujer es su casa.”


Trabajaba en una chatarrería y construyendo establos. “Rebosaba energía, júbilo y garbo”. Los hijos trabajaban con él. Los dos mayores se fueron de casa.


La madre, de una familia convencional, era experta en hierbas y atendía partos en casa como comadrona, lo que estaba prohibido. Tara la acompañó desde los nueve años. Más adelante, amplió el negocio a aceites esenciales y ganó mucho dinero.

Amor a sus padres

Tara ama a sus padres. Para ella la vida que llevaban era normal, aunque sí percibía que los hijos de otros mormones de la iglesia iban a la escuela o tomaban medicinas. Observando la foto de boda de sus padres, jóvenes, alegres y felices, deduce que el punto de inflexión de la rigidez del padre fue el caso que les contó de un granjero y su familia, sitiados por los federales para llevar a sus hijos a la escuela, que murieron a tiros.  En la universidad les hablaron de la misma historia, pero la explicaban por el supremacismo blanco.


Aprendió a cocinar y a mezclar las hierbas acompañando a su madre, y el trabajo con la chatarra, acompañando al padre y a los hermanos al desguace. La madre le enseñó a leer y las operaciones elementales. Tyler estudia Matemáticas y le pone sus discos. Será el hermano que la ayudará a preparar en casa de los abuelos, la prueba de acceso a la universidad y fue quien sembró en ella “la semilla de la curiosidad”.



Con la desaprobación del padre y la ayuda de la madre, aprendió ballet. También recibió clases de canto. Contradictoriamente, el padre acudía a las funciones y sonreía feliz.


En dos ocasiones, en que sufrieron graves accidentes de tráfico no acudieron al hospital. Ni en el accidente en que Luke se quemó las piernas.


Fue una infancia feliz.  Dominaban la sensación de pertenencia a la familia, el amor y el trabajo.


La llegada a la casa de otro hermano, Shawn, pendenciero y violento, inició un periodo de malos tratos repetidos, que coincidieron con su entrada en la adolescencia. La llamaba ramera, le tiraba de los cabellos, la arrastraba por el pasillo y le metía la cabeza en el inodoro. Luego la obligaba a disculparse. Lo hacía llorando y sintiendo rabia por la humillación. Él la visitaba después en el dormitorio, le decía que había sido un juego y alguna vez, le ofrecía un regalo. Tenía una relación ambivalente con él. La apoyó cuando el padre la puso a trabajar en una máquina muy peligrosa, sustituyéndola.


Al casarse su hermana, Tara empieza a preguntarse por el hecho de ser mujer y no se conforma con el rol tradicional de quedarse en casa. Por supuesto desea casarse y ser madre, y “una mujer decorosa”. Pero sigue deseando estudiar, y Tyler la anima a preparar las pruebas de acceso a la universidad. Otro hermano, Randy, le enseña a utilizar internet. Se rebela contra el padre cuando Shawn se abre la cabeza en un accidente de moto y lo lleva al hospital en vez de a casa. No se arrepiente, pero se siente traidora.
Aprueba el examen de acceso a la Brigham Young University.


Manifestó un gran valor. Salió de un entorno cerrado a un mundo desconocido. Todo era nuevo: la vestimenta de los jóvenes, sus costumbres, hacer un examen… Lo ignoraba todo del holocausto, de la esclavitud, de la segregación, de la lucha por los derechos civiles …


Necesita dinero para estudiar, para el apartamento, para el dentista… Y vuelve a trabajar en el desguace.

Búsqueda personal
La vida de estudiante y la paulatina búsqueda de autonomía personal es un proceso largo, plagado de recaídas en el dominio autoritario del padre y en la violencia de Shawn. Pero avanza con grandes dificultades y valentía. Consigue media beca y termina los estudios en la BYU en Arte en 2008.


Siempre recibió el apoyo de los profesores en la BYU y en Cambridge, quienes encontraban en ella una mente libre sumamente original. El profesor Kerry le propuso asistir a Cambridge. La historia, la arquitectura, la cultura del lugar, la riqueza de muchos estudiantes la intimidaron al principio. Pero no desistió. En Navidad y vacaciones de verano regresaba a la granja, donde se repetían las escenas de violencia de Shawn y donde le oprimían la tiranía y el dogmatismo paterno. Desconfiaba de su propia cordura. 


Padeció una depresión y dejó de estudiar durante un semestre en Cambridge. En Harvard, después de la visita de los padres- el padre quiso bendecirla para expulsar al demonio y aunque deseaba aceptar , en el último momento, se opuso y los padres se marcharon inmediatamente- sufría terribles pesadillas y salía gritando a la noche, y lo mismo al volver a Cambridge, hasta que el estudio Stuart Mill, Mary Wollstonecraft, Simone de Beaouvoir, que estimulan su feminismo, y de los grandes historiadores, más las amistades la impulsan a terminar la tesis doctoral. Se graduó en Historia en 2014.

El amor
La relación con los novios ilustra el mismo proceso.  Charles, aunque la quiere, es desbordado por los conflictos con la familia. A Nick no le cuenta nada de su educación ni de la familia. Por fin es con Dick con quien se manifiesta como realmente es. Diez años le ha llevado el proceso. “El amor no es el problema”, le dijo al padre en la despedida definitiva. Es que los padres han levantado un muro de silencio y han hecho una negación de los malos tratos, incluso la madre, quien después de curar al padre en casa de los terribles dolores y heridas del fuego que le abrasó la boca, la garganta y las manos, se siente identificada con él en tanto que instrumento curativo de Dios. Hay, al final del proceso con sus altibajos, una pérdida muy dolorosa –es excluida de la familia- pero siente calma. Podéis llamarlo/ transformación./ Metamorfosis. Falsedad. / Traición/ Yo lo llamo una / educación”.

 

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque