El fotógrafo Carlos de Paz visita el Festival Ojos Rojos

El artista, almeriense de adopción, expondrá su obraTodo va bien en Pedreguer

Instantánea perteneciente a su obra Almería al paso
Instantánea perteneciente a su obra Almería al paso Carlos de Paz

La Casa de la Cultura de Pedreguer albergará a partir de septiembre la obra Todo va bien de Carlos de Paz.  El artista, adoptado almeriense, lleva dedicándose a la fotografía toda su vida. 


Tras más de cincuenta años inmortalizando belleza,la cantidad de obras con las que cuenta su archivo ha sido clave para la creación de este libro. En Todo va bien podemos encontrar presente la influencia de Albert Camus, las reflexiones de Walter Benjamin y el extrañamiento de Julio Cortázar. 


“ El fotógrafo Carlos de Paz, como buen español, cultiva el humor negro, es virtuoso del absurdo. De su caminar por ciudades y pueblos surge un mundo surrealista de fotos encontradas que descubrimos en las páginas de su libro TODO VA BIEN y que nos fascinan con su humor vitriólico. Sin embargo no todo es tan negro, existen servicios públicos gratuitos, las calles están llenas de asientos lejos del mundanal ruido donde descansar y charlar, podremos vivir cómodamente en un edificio moderno bajo un puente, el futuro es nuestro y no lo va a aspirar el remolino de una alcantarilla porque tenemos alas para volar” reseñaba Nicole Pawlowski. 




“He fotografiado espacios vacíos y parajes inhóspitos, paisajes de hierro y sombras sin dueño, olvidos presentes y recuerdos pasados. Tambien he retratado objetos abandonados e inservibles, ventanas y puertas tapiadas, vestigios de un tiempo congelado de tanto correr, el de la soledad humana compartida en una pantalla. Son imágenes con cierta carga irónica, sin presencia humana, aunque sus huellas están ahí, como pruebas extrañas del devenir cotidiano” expresaba Carlos de Paz. 


El autor declara que nunca se hubiera imaginado que imágenes que estaban captadas con carácter metafórico llegaran a convertirse en imágenes documentales. “Me vienen a la memoria esas palabras, de Llorenç Raich, en su libro Fotografía y motivo poético, en referencia al trabajo: La ventana de mi taller, de Josef Sudek: y fue en la soledad de esos espacios donde la belleza se refugió en la historia colectiva y social para conservar su historia individual e íntima” argumenta el fotógrafo.


 

Temas relacionados
Fotografía Arte Exposiciones Cultura

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque