Detrás de la pantalla (XII): ‘CSI Unión Deportiva Almería’

Vaya escenas nos está regalando la nueva normalidad de 2020. El regreso del fútbol ya asoma por ahí y los preparativos están siendo memorables.


Sin ir más lejos, ahora el Almería tiene de entrenador a un miembro de la policía científica, como tuiteaban ayer los compañeros del podcast ‘Un tiro en la olla’.


Mira que Guti (el artista hoy conocido como José María Gutiérrez) vivió esa época del fútbol español en el que se competía por el estilismo más loco, pero ‘el tacón de Dios’ jamás soñó este giro en su ‘look’ en pleno 2020.


Llegaba él, ayer, al Anexo del Estadio de los Juegos del Mediterráneo como si fuera el mismísimo Horatio Caine, de ‘CSI: Miami’. Camisa blanca impoluta, vaqueros, gafas de sol y una mascarilla para no contaminar la escena del crimen, aparentemente (aunque solo era para entrenar a un equipo de fútbol).



En realidad, el fútbol no ha dejado de estar presente a pesar de la cuarentena. Aquí en España los medios han tenido que dedicarse a recordar los mejores partidos de la historia del balompié, pero en Bielorrusia han tenido el valor de seguir con su vida futbolística como si nada estuviera pasando en el mundo.


Lo de Bielorrusia suena remoto (y lo es) pero se ha convertido en la liga más famosa del orbe por una cuestión bien sencilla: es la única competición que ha mantenido vivas las casas de apuestas de internet.


No obstante, rascando un poquito en algunas páginas web se encuentran apuestas mucho más macabras que demuestran que eso de que la pandemia va a sacar lo mejor del ser humano es una pantomima digna de sobrecito de azúcar.


En concreto, circulan por ahí apuestas sobre cuántas personas morirán finalmente por el coronavirus en todo el mundo, cuándo volverá todo a la normalidad, cuándo se podrá volar... 


Así, la vuelta del fútbol en el mundo (fuera de las fronteras bielorrusas) tiene algo de bueno: habrá algo sobre lo que apostar sin caer en el morbo de una pandemia.


Menos mal que a veces suceden cosas que sí te hacen creer en la humanidad. Por ejemplo, Jacinto Castillo ha pisado por primera vez el terreno de las redes sociales y regala joyas de las suyas en Facebook. No todo iba a ser malo.

 

Temas relacionados
Internet Redes sociales Facebook Apuestas Fútbol Guti

para ti

en destaque