“Lo normal es que no hubiera vacuna antes de un año, pero esto es excepcional”

El divulgador científico explica algunos de los temas que rodean al COVID-19

El divulgador científico explica algunos de los temas que rodean al COVID-19.
El divulgador científico explica algunos de los temas que rodean al COVID-19. La Voz

El divulgador científico José Antonio Garrido explica algunos de los temas que rodean al COVID-19. Entre ellos, desvela la existencia de varias vacunas candidatas que están siendo desarrolladas en China, EEUU, Alemania y España, donde investigadores del Centro Nacional de Biotecnología trabajan en una estrategia que consiste en modificar el material genético del virus.


¿Hay ya una vacuna contra el COVID-19?
El desarrollo de una vacuna no es algo sencillo. Primero hay que encontrar una molécula, o un conjunto de moléculas, del virus que induzcan la generación de anticuerpos en nosotros. Y una vez que se ha encontrado, esa molécula se convierte en hipotética vacuna. A continuación tendrá que pasar una serie de fases antes de poder ser utilizado en los pacientes de una manera de absoluta seguridad. Por último, una vez que haya pasado todas las fases, será necesario que esta vacuna pueda ser producida de manera masiva para abastecer la enorme demanda existente.


En el caso de COVID-19, parece ser que existen varias vacunas candidatas que están siendo desarrolladas en China, EEUU, Alemania o España, donde investigadores del Centro Nacional de Biotecnología trabajan en una estrategia que consiste en modificar el material genético del virus para que éste induzca una respuesta inmunológica, pero no tenga capacidad infectiva.

¿Cuánto tiempo tardaría en llegar?
Algunas de estas vacunas se encuentran ya en fase I –la segunda de las cinco fases que tienen que superar–, y está previsto que comiencen en breve a ser probadas en unos pocos humanos, o lo están siendo ya. En cualquier caso, y suponiendo que todo fuera bien, en condiciones normales no tendríamos esta vacuna a disposición pública antes de un año. Pero, como digo, esto es así en condiciones normales. Ahora mismo estamos en una situación excepcional y no es una locura pensar que no se cumplan todos los plazos que tienen que cumplirse de manera habitual.

¿El coronavirus no resiste al calor?
Cabe pensar que este coronavirus se comporte de una manera similar a otros coronavirus que ya conocíamos. El del SARS, que decíamos antes, y el del MERS, que da lugar al conocido como Síndrome Respiratorio de Oriente Próximo. Si es así, podemos decir que al virus no le sienta nada bien el buen tiempo. Y es así por varios motivos. Primero porque el aumento de la temperatura hará que sean capaces de aguantar menos fuera de nosotros; sobre superficies. En segundo lugar, porque las radiaciones, que son mayores, también inciden sobre los virus de manera negativa. Y, tercero, porque con el buen tiempo todo tiende a estar más abierto y ventilado, y esto dificulta el contagio.

¿Volverá en otoño?
Es difícil prever si se convertirá en un virus estacional, pero sí que existe la posibilidad de que sea así. Pero tenemos dos buenas noticias. La primera es que, lo más probable, es que el virus se atenúe con el paso del tiempo. Podríamos decir que éste es un devenir ‘natural’ para los virus. Y la segunda es que eso nos dará el tiempo suficiente como para desarrollar vacunas que nos permitan defendernos de él.


Virus y enfermedad

El profesor del Departamento de Biología y Geología y director de Divulgacion Científica de la Universidad de Almería (UAL), José Antonio Garrido, señala un error muy extendido en los medios de comunicación que usamos de forma incorrecta el nombre del virus y de la enfermedad. “COVID-19 es el nombre de la enfermedad infecciosa causada por un coronavirus”, subraya.



¿Por qué las autoridades dicen que los picos más altos están por llegar?

Teniendo en cuenta la capacidad infecciosa del virus, es lógico pensar que los picos más altos están por llegar. No obstante, la ciencia no se alimenta sólo de la lógica, y existen múltiples modelos matemáticos que son capaces de predecir con bastante exactitud la evolución de una situación como ésta. Estos modelos utilizan diferentes formas de calcular el camino que seguirá el proceso, por lo que los resultados no son siempre los mismos. Pero todos apuntan a que la curva empezará a decrecer en 2-3 semanas.

¿Es cierto que el virus ha mutado?
Este virus, como cualquier otro virus, no deja de mutar. Es la forma que tienen de evolucionar. Pero no es esta una característica única de los virus. Los genomas de todos los seres vivos mutan sin parar. También el nuestro. Dicho esto, también hay que decir que este SARS-CoV-2 no es de los que más muten. Por ejemplo, el virus de la gripe o el virus que da lugar al SIDA mutan mucho más. Y esto lo sabemos porque muchos grupos de investigación, a lo largo de todo el planeta, no para de secuenciar los genomas aislados de un gran número de pacientes. -A día de hoy se han secuenciado los genomas de más de 800 muestras del virus SARS-CoV-2 y se ha visto que existe un número de cambios suficientemente altos entre unos y otros como para poder hacer un seguimiento a la evolución del virus.

¿Cuáles son los tratamientos que se están utilizando con los enfermos?
En la actualidad no existe un tratamiento contra el virus. Y el desarrollo de uno partiendo desde cero, como ya hemos apuntado para las vacunas, podría llevarnos años. Por eso, lo que se está haciendo es probar fármacos que han demostrado ser efectivos en otras enfermedades. Esto acorta bastante los plazos y, de hecho, ya hay fármacos en fases 2 y 3 en muchos hospitales del mundo.


Algunos de estos fármacos ya han sido utilizados en otras enfermedades causadas por virus como el ébola (remdesivir), el SIDA (darunavir) o el SARS (lopinavir). Todos estos son antivirales. Pero también se está probando con un fármaco antipalúdico –utilizado contra la malaria–. Se trata de la cloraquina, un fármaco muy barato y muy accesible, y ya se ha visto que, en un número aún pequeño de pacientes, acorta el periodo de recuperación y la estancia hospitalaria.


Todos estos resultados son preliminares, y podría ser que ninguno de ellos, al final, resultara eficaz en la lucha contra el virus SARS-CoV-19. Pero también podría ser que entre alguno de estos, o  cualquier otro, estuviera nuestro mejor aliado.

¿Se hacen suficientes test de diagnóstico?
Evidentemente, se están haciendo muchos menos test de los que se deberían. Habría que hacer muchísimos más. Esto es fundamental por varios motivos. Primero, porque nos permitiría dimensionar correctamente la enfermedad. Es fundamental conocer el número real de casos que tenemos y cuál es su evolución. Eso permitirá a las autoridades sanitarias tomar las medidas necesarias a corto plazo. Y esto ya se ha visto que da resultados muy positivos como es el caso de Corea del Sur, donde se han llevado a cabo unos 300.000 análisis.


Por otro lado, cuanto más reales sean los datos con los que se alimentan los modelos matemáticos, más fiable será el resultado que estos modelos arrojen, y esto puede hacer que nos adelantemos a lo que quede por venir. También es importante porque permitiría, en una fase posterior, llevar a cabo un confinamiento selectivo.


Y, por último, de cara al análisis futuro que se tendrá que realizar cuando todo esto pase, conocer los datos de afectados va a ser fundamental para entender cómo se ha desarrollado la epidemia. Y este punto es muy importante a la hora de desarrollar estrategias para evitar que vuelva a suceder algo así.

¿Por qué no se hacen?
La capacidad de los hospitales es la que es. Por eso, la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, la CRUE, comunicó el pasado jueves que las universidades habían recogido el guante lanzado por el Gobierno y que ponían a su disposición más de 250 laboratorios y más de 1.000 investigadores con experiencia en metodologías moleculares y que estaban preparados para llevar a cabo los análisis de detección del virus. Ahora sólo falta que todo esto se materialice cuanto antes en una colaboración que ayude a acabar con la pandemia.

 

más leídas

últimas de Vivir

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería