Del baby boom al divorcio, el (des)amor en los tiempos del coronavirus

La psicóloga Laura Marcilla aconseja no caer en ataques innecesarios y tirar de empatía

La pareja ha de comportarse como un equipo contra el problema, no uno contra el otro.
La pareja ha de comportarse como un equipo contra el problema, no uno contra el otro. La Voz

Es difícil predecir si nueve meses después de la crisis del coronavirus habrá un baby boom o si, por el contrario, el confinamiento se traducirá en un aumento de divorcios como ha ocurrido en China. En lo que sí coinciden los expertos es en el hecho de que las relaciones de pareja pueden resentirse por el reto que supone gestionar determinadas situaciones límite en un contexto de aislamiento.


Según la psicóloga y sexóloga Laura Marcilla, tanto la convivencia obligada como el distanciamiento forzado pueden suponer un desafío a la estabilidad de una relación y no sería raro ver que el número de discusiones se incrementa. “Todas las parejas discuten y lo que deberíamos plantearnos no es cuántas discusiones tenemos, sino cómo las gestionamos y si encontramos una manera satisfactoria para los dos de resolverlas. Importan las palabras y no caer en ridiculizaciones o ataques innecesarios; es esencial mantener una actitud que transmita que se es un equipo en contra del problema, no uno en contra del otro”, apunta.


En este sentido, asegura que es importante aprender a no confundir sinceridad con falta de empatía o de tacto y ser conscientes de que todos pueden necesitar ayuda en algún momento de la relación.


“Si se atasca una discusión, quizá es el momento de acudir a terapia de pareja y esto no tiene nada de malo. Si algo nos está enseñando esta crisis es que todas las personas necesitamos a los demás, ya sea para curar una pandemia o para sanar una relación”, apunta Marcilla.



Víctimas de violencia de género
Entre los sectores más vulnerables están las mujeres víctimas de la violencia de género, obligadas a convivir con su agresor. La psicóloga recuerda que el teléfono 016 ofrece ayuda anónima y gratuita sin dejar rastro.


“En Andalucía también contamos con el Teléfono de la Mujer 900 222 999, la sugerencia para llamar a estos números estando bajo el mismo techo es la de simular que es por motivos médicos, de tal forma que podremos facilitar nuestros datos bajo una excusa creíble, y luego contestar únicamente con monosílabos para no levantar sospechas”.


Tips para parejas juntas y separadas

Parejas bajo el mismo techo: mantener espacios y tiempos propios, en las discusiones evitar términos como ‘siempre’ y ‘nunca’, así como evocar conflictos pasados, no pedir a hijos o familiares que tomen partido y escuchar de verdad lo que la otra persona nos está transmitiendo.

Parejas separadas: organizar citas, usar aplicaciones para ver contenidos audiovisuales de forma simultánea, empezar un proyecto conjunto a distancia.



 

más leídas

últimas de Vivir

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería