Una gárgola de zinc: así es la nueva habitante de la Alcazaba

“Se trata de un material habitual en obras de patrimonio histórico ”, explican los responsables

La nueva habitante de la Alcazaba es una (por ahora) brillante gárgola de zinc.
La nueva habitante de la Alcazaba es una (por ahora) brillante gárgola de zinc.

Con las obras de restauración de la torre del Saliente, la Alcazaba ha ganado una nueva habitante: no es precisamente como las archiconocidas inquilinas de la catedral de Notre Dame, pero la fortaleza almeriense tiene una nueva gárgola.


La noticia la ha dado, a través de su cuenta de Twitter, la compañía Yamur Arquitectura, encargada de la intervención en el Saliente. Además, ha anunciado que esta misma semana se entregará la obra tras la finalización de los trabajos.



Respecto a la instalación de esta plateada y brillante gárgola que habitará desde ahora el extremo oriental de la Alcazaba, desde Yamur Arquitectura explican que el zinc es "un material habitual en obras de patrimonio histórico y poco a poco perderá su brillo para adoptar un acabado mate plomizo".


Además, explican por qué zinc y no otro material: "Se descartó una cerámica debido a las dificultades para encastrarla en la gárgola original de piedra cercenada, y la pérdida de sección que hubiera tenido".



 

más leídas

últimas de Vivir

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería