Una ópera prima de Almería “fresca como una caña recién tirada un día de calor”

Mamen Díaz estrena en el festival de Sevilla ‘Violeta no coge el ascensor’

Mamen Díaz, directora almeriense que acaba de estrenar su primer largometraje.
Mamen Díaz, directora almeriense que acaba de estrenar su primer largometraje. La Voz

‘Violeta no coge el ascensor’ es el título del primer largometraje de la realizadora almeriense Mamen Díaz. Una película “estival” y “felizmente amateur” protagonizada por Violeta Rodríguez, joven intérprete nacida de la relación entre el director David Trueba y la actriz Ariadna Gil. Estrenado recientemente en la sección ‘Revoluciones permanentes’, la más innovadora del Festival de Cine Europeo de Sevilla, el filme ha sido definido como "fresquito como una caña recién tirada en un día de calor".


Se trata de una ópera prima desintencionadamente ‘millenial’ y “low cost” total que cuenta la historia de Violeta, una veinteañera condenada a pasar el verano haciendo prácticas en una editorial en un Madrid con 40 grados a la sombra. “Durante estas semanas, hará nuevos amigos, tomará decisiones -algunas buenas, otras malas- y, sobre todo, aprenderá que fracasar es más un arte que un drama”, reza la sinopsis.


Mamén Díaz y Violeta Rodríguez han trabajado codo con codo adaptando el guion y produciendo la cinta, que ha sido calificada como "un relato generacional", aunque directora y actriz se llevan 14 años. “Somos de generaciones distintas. No tenemos mucho que ver, pero la sensación de insatisfacción es compartida”, explicaba la realizadora en un encuentro en el festival de Sevilla. “No imaginábamos que iba a ser un retrato generacional, solo pensábamos hablar de nosotras mismas”, añadía la intérprete.


Fotograma de la cinta con la actriz Violeta Rodríguez.
Fotograma de la cinta con la actriz Violeta Rodríguez.La Voz

"Estamos muy contentas y ha sido todo muy inesperado porque cuando nos planteamos rodar esta peli, nuestro objetivo era divertirnos y tener una excusa para pasar con los amigos un verano que nos quedábamos en Madrid trabajando y aburridas; estamos viviendo todo con mucha alegría. Tenemos curiosidad por saber cómo reacciona al verla gente que no nos conoce", apunta Mamén Díaz en declaraciones a LA VOZ.


Así, ‘Violeta no coge el ascensor’ se enmarca en un cine "muy punky" e incluso "underground". De hecho, a sus creadoras les gusta bromear al decir que han financiado el filme una con "una herencia" y otra con "una devolución de Hacienda". "Me gustaría llevarla a Almería, tengo a toda mi familia reclamándola", señala la realizadora, que indica que Violeta ('Bajo las estrellas', '¿Qué fue de Jorge Sanz?') "puede aportar algo distinto al panorama cinematográfico".

La directora
Con un nombre vinculado a títulos como ‘El Ministerio del Tiempo’ y ‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’ -obra de David Trueba rodada en Almería y ganadora de seis premios Goya-, Mamen Díaz (Pulpí, 1983) atesora diez años en la industria audiovisual, tiempo en el que ha pasado de la producción al montaje, tanto en cine como en televisión, hasta su debut como directora. “Ha estado al mando de esta película con el orden y el rigor de una montadora, la eficiencia y resolución de una productora y la creatividad, tranquilidad y fluidez de una cineasta”, explican en el dossier de la cinta.


Ni el calor, ni el cansancio, ni que los echasen de los sitios, pararon la necesidad de hacer cine de Mamen Díaz, quien además de estar tras la dirección, actuó como operadora de cámara. Asimismo, una vez concluido el rodaje, se encargó de montar la película haciendo que “este experimento de verano" se convirtiese en algo más.

La película es un relato de la generación millenial.
La película es un relato de la generación millenial.La Voz

 

más leídas

últimas de Vivir

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería