PercusionÉ mezcla la música con la historia y la cultura

Una asociación sin ánimo de lucro ofrece temas educativos a través de la percusión

PercusionÉ mezcla la percusión con temas didácticos durante sus actuaciones.
PercusionÉ mezcla la percusión con temas didácticos durante sus actuaciones. La Voz

PercusionÉ nace por la vocación de dos personas hacia la música: Luis Serna y Jesús Lupiáñez, aunque actualmente se suman Chencho Enzo y Rosi Vizcaíno, pero pueden variar dependiendo de la actuación. Es una asociación sin ánimo de lucro y, como comenta Luis Serna, “la idea surgió por la satisfacción y la complementación que nos produce hacer sentir y hacer felices a las personas a través de la música”.


Cada uno de ellos lleva toda la vida en el mundo de la música pero la Asociación PercusionÉ nació en 2016, y es puramente vocacional, ya que cada uno de ellos cuenta con su trabajo y es en los ratos libres cuando se suben al escenario.


Se trata de un proyecto que relaciona de manera divertida y didáctica la historia y la cultura a través de la música. Incorporan un género instrumental abarcando instrumentos étnicos, algunos producidos por Jesús Lupiáñez, originarios de cada zona para describir y enfatizar la historia que muestran al espectador. Trasmiten contenidos educativos como la creación e invención del libro hasta la historia de la percusión en diferentes continentes y culturas a un público infantil y familiar. Todos los temas musicales son transcritos y armonizados por Luis Serna.


Contenido teatral

Además, ofrecen un contenido teatral para amenizar y hacer partícipe al público, como añade Serna y Lupiáñez: “el contexto es muy teatral, tiene mucho movimiento, los espectáculos son abiertos y el público siempre es interactivo, y eso nos añade más complementos, para que el espectáculo sea más ameno y los niños aprendan mejor”.


La fundación ha hecho adaptaciones musicales con instrumentos de percusión étnica y moderna para centros como InterActúa y Asperger Almería, atendiendo a las necesidades especiales del público. En estas colaboraciones prima la música como terapia.


El grupo ha realizado distintos espectáculos por diferentes municipios de la provincia, utilizando diferentes contextos de la historia como ‘Érase una vez… la percusión’, ‘Classic-on’, ‘El Lazarillo y su re-percusión’, ‘Tambores de conquista’ y ‘Bibliotoca’.


‘Érase una vez… la percusión’

En esta representación realizan un recorrido por la historia desde los comienzos de la humanidad, cuando el homo sapiens descubrió que podía producir y controlar sonidos. Jesús Lupiáñez añade esbozando una sonrisa que “desde la prehistoria ya los enganchamos porque nos vestimos de primitivos y enseñamos que hacían ruido con huesos, piel y con eso ya hacían música, transmitían y comunicaban”.


Muestran las diferentes culturas y épocas en las que la percusión ha sido decisiva para la evolución de la música, utilizando bombos, platillos, xilófonos, djembés y otros instrumentos tanto clásicos como sofisticados. 


En ‘Classic-on’, lo hacen bajo el nombre de Indaldrums, y enfocan el programa en la Marimba, un instrumento de origen sudamericano, sobre el cual interpretan obras de diferentes estilos, épocas y lugares, pero siempre mostrando la importancia de la percusión a lo largo de la historia. “La idea de ‘Classic-on’ es enseñar a todos los públicos que la percusión no es solamente una forma de hacer ritmo, sino que ha tomado la delantera y somos capaces de hacer ritmos y melodías pudiendo ser independientes y tocar cualquier estilo de música”, comentan Luis Serna y Jesús Lupiáñez.


En ‘El Lazarillo y su re-percusión’, unen la percusión con la literatura del Siglo de Oro. Un espectáculo didáctico-teatral, donde se muestran e integran los múltiples y excelentes atractivos de los instrumentos de la percusión junto con la escenografía. Lázaro está en permanente interacción con el público para escenificar algunas de las peripecias que vivió junto a sus diferentes amos.

 

más leídas

últimas de Vivir

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería