Narváez y Molina siguen sus investigaciones en ‘Los crímenes del agua’

La continuación de ‘Asesinato en la Alhambra’, de Juan Torres Colomera

El periodista Juan Torres Colomera sosteniendo su segunda novela.
El periodista Juan Torres Colomera sosteniendo su segunda novela. La Voz

Después de su primera novela negra, ‘Asesinato en la Alhambra’, el periodista y escritor Juan Torres Colomera, vuelve a la carga junto a los inspectores Narváez y Molina en otra aventura policíaca titulada ‘Los crímenes del agua’.


Una novela en la que, tras el hallazgo del cuerpo de un sacerdote asesinado junto al río, los investigadores Mario Narváez y Arturo Molina comienzan a buscar una posible relación con otra muerte ocurrida en Granada.


Y es que el libro es la continuación de la primera novela de éste género escrita por el periodista. Como él mismo explicó en una entrevista para Cadena SER Almería, “cuando terminé ‘Asesinato en la Alhambra’ el editor de la novela me pidió una segunda entrega y así lo hice. Y ahora, el editor de ésta me ha pedido que acabe la trilogía, y en ello estoy”.


En ‘Los crímenes del agua’,  Juan Torres ha trasladado a los inspectores hasta Almería, “para que conozcan mi tierra y que se encariñen con ella”, llegando hasta la costa almeriense ya que “el agua está muy presente en la trama de mi segunda novela”. 


De hecho, la imagen de la portada del libro pertenece a los acantilados de la costa de la provincia. Allí es donde Narváez y Molina volverán a atrapar al lector con una nueva trama que investigar. Aunque ellos “ya forman parte del paisaje literario granadino, yo tenía la obligación y las ganas de que vinieran a Almería”, confiesa el autor.


Se trata de dos policías muy antagonistas que al mismo tiempo son muy complementarios. “Creo que hay que buscar el equilibrio en una pareja de policías, porque las investigaciones suelen ser muy complicadas. Éstos no son el típico prototipo de policías, sino que son muy organizados y con experiencia”, aclaraba Juan Torres acerca de sus personajes protagonistas.


Un escritor de varios géneros

El escritor comenzó en el mundo de la literatura con una novela que nada tenía que ver con el género negro. Su primer libro, ‘La jaula de plomo’, era de estilo costumbrista, ambientada en la Alpujarra granadina y situada en la posguerra, concretamente en los años 40.


Él mismo explicaba que “mi idea era cambiar de género. Cuando comencé a construir mi segunda novela pensé en otro tipo de género. Luego surgió el tema de ‘Asesinato en la Alhambra’ y a raíz de ahí comencé con el estilo policíaco”.


Ahora, sus planes de futuro son acabar la trilogía, en la que los investigadores volverán a Granada, y seguir con más relatos en los que asegura que cambiará de género.

 

más leídas

últimas de Vivir

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería