“Es un homenaje a las mujeres de esa época, que son las grandes olvidadas”

El monólogo creado para conmemorar la muerte de Miguel Hernández llega al Teatro Cervantes

Rosario Pardo llega esta noche al Teatro Cervantes.
Rosario Pardo llega esta noche al Teatro Cervantes.

Rosario Pardo (Jaén, 1959) se ha colado en los hogares de millones de españoles a través de clásicos televisivos como ‘Cuéntame’ o ‘Doctor Mateo’.


Ahora, aterriza en Almería con uno de sus proyectos más personales. Con el apoyo de la Diputación de Jaén, Pardo creó con su compañía de teatro ‘Los días de la nieve’, una obra en la que solo ella aparece en escena y con la que se homenajeó a Miguel Hernández en el 75 aniversario del asesinato del poeta siendo prisionero en Alicante.


En la obra, escrita por Alberto Conejero, Pardo interpreta el papel de Josefina Manresa, mujer de Hernández y desconocida para el gran público, pero imprescindible y absolutamente necesaria a la hora de preservar y cuidar el legado del poeta.


‘Los días de la nieve’ llega al Teatro Cervantes hoy, a las 21.30 euros, con entradas disponibles por 12 euros en la taquilla del recinto.


Rosario Pardo llega hoy al Teatro Cervantes, con ‘Los días de la nieve’. Muy contentos de tenerte en Almería.

Yo estoy encantada. Almería me encanta y esta es la excusa perfecta.


En la obra encarnas a Josefina Manresa, viuda de Miguel Hernández. Háblanos de ‘Los días de la nieve’.

Es un proyecto que hicimos para Jaén hace ya año y medio, y parece que fue ayer… Es la viuda de Miguel Hernández la que habla y cuenta un poco su vida mientras está terminando un vestido para una chica que se lo ha pedido.


Es una cosa muy pequeña, pero estoy contentísima con este monólogo. Es una cosa poética maravillosa y la gente se ríe, la gente llora. 


Es como cuando tú hablas con tu abuela o con una vecina mayor que te cuenta cosas, ella pasa de un estado de ánimo a otro... Como son los abuelos. Es muy bonito.


Estoy muy contenta, porque la gente se va a su casa muy relajada, me da mucho las gracias, conoces un poco más la historia de Hernández y de ella, sobre todo de su plano humano, más que como escritor.


Es una obra en la que vamos a reír contigo y vamos a llorar…

Sí, sí. Es lo bonito del teatro, ¿no? En eso consiste la terapia del teatro, en reír y llorar. 

Y realmente pagas muy poco. Si vas al teatro una vez a la semana, el psicólogo te lo ahorras. Y esta obra es un poco eso: una terapia. La gente sale muy emocionada y muy agradecida.


Y todo el rato tú sola en el escenario.

Sí, es un monólogo. 


¿Cómo se lleva eso, acostumbrada a estar rodeada de más compañeros?

Al principio es raro, yo que no estoy acostumbrada a hacer este tipo de experimentos. Pero ahora estoy mucho más cómoda. 

Al final, como que te acomodas a estar sola, porque tú marcas el ritmo. Es como que de pronto te haces una casita particular. Es curioso.


La función es hoy a las 21.30 horas en el Teatro Cervantes. ¿Lo conoces?

Sí, y me encanta ese teatro, además.


A través de la obra también podemos conocer más sobre Miguel Hernández, ¿no?

Sí, lo que pasa es que yo quería un poco hacer un homenaje a las mujeres de esa época. Porque son las grandes olvidadas. 


A los hombres siempre les ponen calles cuando son generales y conquistadores, pero las mujeres son las que están siempre en las bases, las que mantienen a las familias. En este caso, eran las mujeres de la posguerra las que sostuvieron el país con su trabajo y sus quehaceres diarios.


Y es un homenaje a las mujeres de esa época, que son las grandes olvidadas.


Lo tuyo son los oficios de toda la vida…. Costurera en ‘Los días de la nieve’, peluquera en ‘Cuéntame’...

Yo encantada, ¿eh? Me encanta trabajar con las manos. 


En ‘Cuéntame’ ya no estoy; me fui el año pasado. ¿Sabes qué pasa? Soy un poco culo inquieto y cuatro años seguidos en una serie no puedo, me tengo que ir. 

Me pasó al principio: estuve cuatro años en ‘Cuéntame’, lo dejé, volví… 


Bueno, siempre se dejan las cosas abiertas porque no es que me lleve mal con ellos, es que necesito otro tipo de cosas. Volveré. 

Teóricamente me he ido a México con mi hijo, y México está ahí al lado. Pero yo necesito otro tipo de papeles, empiezo ahora también una serie en Telecinco... Necesito hacer otra serie de cosas.


Conoces el Teatro Cervantes. ¿La provincia también?

Sí, hemos hecho varias giras por la provincia. Hicimos una muy graciosa hace muchos años. Yo llevaba un grupo de teatro flamenco y yo flipé en colores. Fuimos a La Mojonera y otros pueblos pequeños y yo pensaba qué interés podían tener allí en que fueramos nosotros a hacer un experimento de teatro flamenco. Fue muy curioso. Fuimos también a la zona de los mármoles, como le digo yo.


Normalmente voy por ocio, me encanta Almería y me encantaría retirarme a vivir en Almería. Yo encantada de la vida. Hace poco estuve rodando una película en Cabo de Gata.


Además, Almería es de los primeros sitios que conocí. Yo soy de Jaén y nosotros veraneabamos en Almería (a mi padre nunca le gustó el turismo de masas) y recuerdo estar en Roquetas de Mar cuando íbamos solos, no había nadie más...


Solo nuestros apartamentos y estaban echando las calles.Había cuatro o cinco chalets muy bonitos y ya está, nada más.


De Jaén a Almeria tampoco cambiabas mucho, ¿no? Somos dos provincias parecidas.

Bueno, pero vosotros tenéis mar. Nosotros tenemos mar de olivos. 


Rosario, te deseamos lo mejor en esta gira. Disfruta en el Teatro Cervantes.

Espero que vengáis todos. Os va a gustar. Es una obra que dura hora y cuarto y es una obra que luego se comenta mucho. 

 

más leídas

últimas de Vivir

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.