“Ahora, un artista se tiene que empezar a buscar las castañas fuera de España”

Llega a Almería de la mano de Cooltural Live el grupo Siloé

Fito Robles (derecha) llega con Siloé esta noche a la Sala Madchester de Almería.
Fito Robles (derecha) llega con Siloé esta noche a la Sala Madchester de Almería. La Voz

El nombre de su grupo tiene origen bíblico, algo poco habitual en una banda liderada por un ‘milennial’ nacido en Valladolid en el 88. Fito Robles, voz cantante en Siloé, atiende a La Voz de Almería unas horas antes de aterrizar a bordo de la furgoneta de la banda en la capital almeriense: esta noche, a las 23.30 horas, los miembros de este grupo pop comenzarán a deleitar a los presentes en la Sala Madchester, a la que llegan de la mano del Cooltural Fest. Todo, con dos principios por bandera: no defraudar al público y ofrecer canciones en estado puro.


¿Qué podrán disfrutar los almerienses en el concierto?

Un concierto espectacular y una noche inolvidable. Sobre todo, porque llevamos el concierto ya bastante rodado. Es un concierto que está preparado al milímetro, se ha preparado en un estudio de grabación, no es un concierto al uso. 


Es una vuelta de tuerca de nuestros dos discos, con una base electrónica muy potente que es muy difícil de ver en España y con muchísima pasión. No conocemos la música de otra manera, es lo que sabemos hacer: canciones en estado puro.


¿Por qué Siloé? ¿Cuál es el origen de ese nombre?

En uno de los viajes en Estados Unidos, justo al salir de un ensayo, cuando el proyecto estaba aún en pañales y solo había canciones y una serie de conversaciones con los que hoy son los productores (y no había nada más, ni siquiera nombre), apareció este nombre. 


Empecé a indagar y es una metáfora preciosa que tiene la Biblia sobre un ciego que está dando palos de ciego (valga la redundancia) en su vida y de pronto ve la luz y es por eso que decidimos ese nombre, nos parecía más que indicado para el proyecto y creíamos que no podía representarnos mejor otro nombre.


Tras Almería, vais a Madrid, al WiZink. ¿Cómo se vive ese éxito de pasar de salas pequeñas a llenar en Madrid  y tocar ante miles de personas?

Lo del WiZink es un regalo que ha venido este año a nuestras vidas, y me refiero a todo el equipo que formamos Siloé, no solo los tres que estamos en las giras. 


Para nosotros era impensable tocar allí. No es un paso correlativo en nuestra carrera, lo normal es hacer muchas salas pequeñas durante muchos años. De hecho, si te das cuenta, la gente que va al WiZink este año es gente que lleva 20 años de gira. Pero se nos ha dado la oportunidad y tenemos una ilusión tremenda y nos sentimos muy preparados. Vamos con todo el equipo, con un set muy especial y con unas ganas tremendas porque Madrid siempre nos recibe con los brazos abiertos.


Lo más importante es que es un regalo para la gente para la que actuamos; tiene una causa benéfica muy potente: la gente puede elegir a qué organización va el dinero de la entrada y estar aportando nuestro granito de arena es algo increíble.


Imagino que las dificultades para llegar hasta aquí habrán sido muchas. ¿Qué ha sido lo más difícil en este camino?

Todos los días son difíciles, porque hay muchas circunstancias que dejas en casa. El coste de oportunidad de un músico cuando sale a tocar es muy alto: todo lo que deja de hacer por estar tocando esa noche. Muchas veces no se dice porque es verdad que el músico queda muy de llorón, pero los peajes son muy altos en la música. 


Para que te hagas una idea, cuando vamos a Almería, vamos con una mano alante y otra atrás porque no es rentable hacer salas, es así. 


Pero creemos que la música está por encima de todo eso y comunicarnos con las personas que van a estar en Almería es lo más importante, y no defraudar.


¿Cuáles son las influencias de Siloé?

Bebemos ahora mismo de la música que escuchamos. Desde las bandas más potentes que están sonando en los festivales actuales hasta los clásicos de los 60 y 70 que no sacamos del móvil. 


Los mejores discos de los Beatles siguen siendo una referencia para nosotros porque es inevitable: son los mejores discos que se han hecho en la historia y son las mejores canciones, entonces todos queremos seguir siendo como ellos. 


¿Dónde os situaríais a vosotros mismos? ¿Indie español, o ese término ya se ha quedado como algo demasiado genérico?

Nosotros hacemos pop, y no lo digo por querernos desvincular del indie. Nosotros hacemos canciones y es música pop, de verdad, sin ningún tinte de nada. 

Puede ser más de autor, porque la gente considere que la base está hecha por un autor, pero ahora mismo nos movemos como un grupo y es música pop.


¿Cómo véis el panorama musical? ¿Goza de buena salud o ha pasado por mejores momentos?

Ha pasado por muchisimos mejores momentos. Se vendían discos y un artista podía grabar discos de verdad. Ahora no se pagan producciones. No hay un tejido industrial español, el tejido de las salas es muy pobre. 


Normalmente, un artista se tiene que empezar a buscar las castañas fuera y por eso muchos empiezan a rodar muy pronto en México. Cuando terminas de dar una gira por todas las provincias españolas, o te ha ido muy bien o es muy complicado salir adelante. Un poco precario, todo precario.


Primero fue La Verdad, luego La Luz… ¿Qué viene después en esta línea de elementos reveladores?

No lo sabemos. Vivimos al día. Pensamos en la gira de este propio año, que se presenta increíble, en el concierto de Almería, que lo hemos preparado con muchísimo cariño y tenemos muchas ganas de llenar la sala. La gente se puede meter en nuestro Instagram para que pueda vivir por un ratito lo que supone una noche con Siloé. 


más leídas

últimas de Vivir

newsletter

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.