Gélida Noche en Negro: la lluvia obligó a cambiar la programación

El concierto de Nancys Rubias se celebró en el Auditorio Maestro Padilla

Pasacalles por el centro de la ciudad mantuvieron un ambiente amenazado por el tiempo.
Pasacalles por el centro de la ciudad mantuvieron un ambiente amenazado por el tiempo.

El panorama no era muy halagüeño y, de hecho, propiciaba el escenario perfecto para una típica película de terror.


Las previsiones meteorológicas, que habían obligado unas horas antes al Ayuntamiento a cambiar sus planes para la octava edición de la Noche en Negro, hicieron acto de presencia desde primera hora de la tarde: nubes negras y una notable bajada de las temperaturas auguraban la lluvia que, a partir de las ocho de la tarde, confirmaba que este no habría de ser el Halloween más multitudinario vivido en el centro de la capital almeriense.


No obstante, las inclemencias meteorológicas no pudieron con varios centenares de almerienses que disfrutaron, disfrazados, de las actividades que resistieron.

Un terrorífico ‘escape room’ en el interior del Teatro Apolo, animación infantil repartida entre la Plaza Vieja y el Paseo de Almería y dos pasacalles mantuvieron un animado ambiente en el centro de la capital que, finalmente, terminó pasada por agua.



Concierto Sin lugar a dudas, de las más de 30 actividades planificadas por el Ayuntamiento de Almería, las que más sufrieron los efectos del agua fueron aquellas previstas para el escenario de la Puerta de Purchena: espectáculos teatrales que tenían como guinda del pastel de anoche un concierto ofrecido por las Nancys Rubias, el famoso y divertido grupo musical liderado por el televisivo Mario Vaquerizo.


En previsión de las precipitaciones, el Ayuntamiento trasladó estos actos al interior del Auditorio Maestro Padilla, ofreciendo unas invitaciones gratuitas que, según fuentes municipales, se agotaron en tan solo media hora.


Sin embargo, esta velocidad no se percibió en la afluencia del principal patio de butacas de la ciudad, que se mantuvo descafeinado tanto durante ‘Damnatorum’ (un espectáculo con tintes satánicos que mezclaba música, danza y acrobacia) como en el propio plato fuerte de la noche, ese concierto que arrancó pasadas las diez y media y que, no obstante, calentó y animó a los entregados asistentes que decidieron sobreponerse al frío y la lluvia que golpeaban a escasos metros del mar.


Los almerienses podrán disfrutar el sábado de la parte aplazada de esta Noche en Negro: el Mercado del Embrujo y el concierto de Brasi.

 

Temas relacionados
Danza Teatro Apolo Teatro Purchena Puerta de Purchena Plaza Vieja Lluvias Música Paseo de Almería Conciertos Noche en negro Auditorio Maestro Padilla

para ti

en destaque