Sexualidad sana en una maleta

Carmen Requena ayuda a parejas a recuperar su ‘chispa’

Sexualidad sana en una maleta
  • Entrevista en los estudios de SER Almería, de la mano de Alejandra Abad (a la derecha).
  • La Voz
  • Luis F. Bonilla
  • 15.04.2018

Parece un tópico pero la ciencia, en este caso, nos da la razón. Tras un tiempo de relación, es casi imposible que se pierda parte del deseo inicial. La magia, el romanticismo, o aquellos que algunos llaman ‘chispa’, se diluye entre la rutina del día a día y lo que antaño eran noches de pasión se convierten en aburridos compromisos más o menos satisfactorios. Nadie quiere, como decía Sabina, “comerme una manzana, dos veces a la semana, sin ganas de comer”.


Carmen Requena es una ‘sex coach’ que ha ayudado a decenas y decenas de parejas a reconducir su vida sexual y a ser, en definitiva, más felices. “Trato de que el sexo dé felicidad. Siempre les digo a la gente que acude a mí que se preocupe por el aquí y el ahora y que empiece a tratar con naturalidad el tema sexual”, explica. Alfredo Casas tuvo la oportunidad de charlar con ella en el programa, ‘Hoy por Hoy’ de SER Almería, dentro del espacio ‘Mujeres empresarias’, dirigido por Alejandra Abad.


Una emprendedora nata, curtida en mil batallas que aporta su experiencia y su formación para ayudar a los demás. Ahora viaja con su maleta por ferias y convenciones siempre rodeada de cierta polémica: “a la gente le cuesta acercarse directamente, aún hay mucho tabú en este tema, pero eso es algo que, precisamente, tenemos que educar”, comenta Carmen.


Requena realiza reuniones con sus “chicas”, como a ella les gusta llamarlas, aunque no están cerradas únicamente al sexo femenino. “A los hombres les cuesta mucho más, muchas veces se acercan a mi pareja en lugar de a mí por pudor”. En estas quedadas, muestra su catálogo de juguetes y complementos sexuales pero, curiosamente, no suele recibir respuesta inmediata: “la mayoría de las veces nadie compra nada, es unos días más tarde cuando me llaman y me piden, discretamente, que les pida tal o cual cosa”, añade la asesora.


“Hay un gran problema y es que las mujeres nos educamos con Corín Tellado y los hombres con el porno y ni una cosa ni la otra son reales. Hay que encontrar un término medio, tampoco Christian Grey es la solución, sólo es un cuento de princesas remasterizado”, argumenta Carmen y remarca, “es importante darle normalidad al sexo.


En el día a día
Requena dice que hay que hablar más de sexo y con mucha más naturalidad: “los hombres, por lo general, lo hacen, pero entre las mujeres todavía parece un tema tabú”. Y cree que es muy importante educarlo desde pequeños, “en mi familia tenemos juguetes eróticos por casa y no hay ningún problema”, concluye.


Volver a encontrar la chispa

Aunque gran parte de la actividad profesional de Carmen Requena consiste en la venta de juguetes y complementos eróticos, la clave de su éxito va mucho más allá de mostrar un catálogo. “La diferencia entre Amazon y yo es que a mí pueden consultarme y contarme sus experiencias”, matiza la ‘coach’. El hecho de comprar un artículo sexual en ‘La maleta de Carmen’ es sólo el comienzo. Ella aconseja, guía y, de alguna manera, acompaña a las parejas a lo largo de ese viaje que consiste en dar una vuelta de tuerca a su vida amorosa para prolongarla y volverla mucho más satisfactoria. 


Y para ella, lo mejor de este trabajo resulta cuando consigue, con éxito, que dos personas vuelvan a sentir esa ‘chispa’ de la que tanto le gusta hablar: “Para mí es un subidón. Hay gente que durante 10 años no ha tenido la oportunidad de sentir nada y yo he podido ayudarles a descubrir un mundo”. Una revolución que lleva, irremediablemente, a prolongar el amor, a hacer de la relación algo distinto, nada rutinario y mucho más emocionante. Porque como dice la canción, “Amores que matan nunca mueren”.

newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR