La Alcazaba cierra su verano con récord de visitantes 

Las actividades musicales y teatrales han atraído a público de todas las edades

Día del Vinilo, celebrado el pasado sábado. Foto: La Oficina.
Día del Vinilo, celebrado el pasado sábado. Foto: La Oficina.

La Alcazaba está viva: ríos de gente brotan de sus rincones y el teatro, la poesía y la música le devuelven el encanto de tiempos pasados. Este fin de semana se ha puesto punto y  final al ciclo de actividades de verano ‘Noches de Alcazaba’, a excepción de las visitas temáticas, por lo que es momento de hacer balance. 


Tal y como afirma el director del Conjunto Monumental, Arturo del Pino, es momento de estar orgullosos: “Este verano la Alcazaba ha ganado en rigor histórico, ocio y diversión”.


 Los datos hablan por sí solos. En las visitas teatralizadas se han batido récords de visitas: hasta un total de 10.000 personas disfrutaron del espectáculo ofrecido por el grupo Viajar en el tiempo. “La respuesta de la gente ha sido muy positiva, y esta ha sido la actividad con más éxito”. Lo más importante, prosigue, es que “se ha conseguido que los almerienses suban a la Alcazaba, y que visitar el emblema de la ciudad no sea solo cosa de turistas”.  


Visita familiar
El público objetivo de esta visita ha sido “gente de todas las edades”, como afirma el director,  y es por ello que era habitual encontrar “familias enteras”. Como dato curioso, Del Pino apunta que “la demanda ha sido tan grande que incluso pueblos como Almócita pusieron autobuses para que sus habitantes pudieran disfrutar de estas citas con la Alcazaba”.


Aunque si por algo se ha caracterizado este ciclo ha sido por su variedad y su abanico de posibilidades. El ‘Día del Vinilo’, celebrado este mismo sábado fue un éxito rotundo, ya que congregó a unas 1.000 personas alrededor de la buena música de diferentes estilos en un entorno tan especial como el Recinto de la Alberca. “A esta actividad acudió, sobre todo, un público joven, al igual que en otras actividades musicales como el concierto de Aviador Dro, que también fue un éxito”, asegura Arturo del Pino.


Aunque una de las propuestas más llamativas y rompedoras fue el Escape Room’, que se celebró el pasado mes de julio. “Las plazas se acabaron en tan solo 20 minutos, era algo que no podíamos imaginar”, señala del Pino, y añade que “en otros países es común realizar esta actividad en monumentos históricos, pero, en España hemos sido de los primeros”, argumenta el director, a tenor de los datos  proporcionados por la empresa que lo gestionó. Ante tal aceptación, Del Pino expresa su deseo de repetir el juego de escapismo el año que viene, aunque “organizándolo de otra forma para que pueda participar el mayor número depersonas posible”.


Visitas temáticas
Asimismo, el director confirma que “los meses de julio y agosto de este año ha superado con creces a los del año pasado”. Aunque las actividades musicales y teatralizadas hayan llegado a su fin, aún continúan las visitas didácticas en las que se cuenta la historia del lugar.


En definitiva, la propuesta Noches en la Alcazaba ha alcanzado el objetivo de acercar el Conjunto Monumental a los almerienses, extendiendo su embrujo más allá de las visitas turísticas. Como sintetiza Arturo del Pino, “hemos conseguido que la gente disfrute, se divierta y aprenda historia en la Alcazaba”.


 

más leídas

últimas de Vivir

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería