Confluencia de talento en una casa-palacete desconocida

Sesión fotográfica de las diseñadoras Paz Guillén y Belén Alférez en un entorno singular

Marta Rodríguez 02:00 • 30 nov. 2016

Pasamos a diario por Puerta de Purchena. Es de los pocos espacios de la ciudad que todavía consiguen que apartemos la vista de la pantalla del móvil y la alcemos soñando con el universo que se abre al otro lado de los ventanales: techos altísimos, suelos con azulejos de colores que dibujan figuras geométricas imposibles y puertas que uno atraviesa como quien viaja a otra época.


Al otro lado de uno de esos ventanales, en una casa-palacete con vistas a toda la manzana y desconocida para la mayoría de los almerienses, ha tenido lugar este mes una sesión fotográfica en la que se ha producido una confluencia de jóvenes talentos de la tierra.


Por una parte, dos diseñadoras almerienses que se han conocido a través de Instagram: Paz Guillén, de vestidos, y Belén Alférez, de tocados. Por otra, un equipo de profesionales de la fotografía, la peluquería y el maquillaje y el calzado. Todos con un objetivo común: “Queremos demostrar la calidad que tenemos en nuestra tierra y hacer de Almería un referente en el mundo del diseño, porque no podemos olvidar una realidad, aquí hay un gran talento”.


La conexión que ha unido a estas dos creadoras se estableció en la red social Instagram  y en la sesión del pasado 16 de noviembre casi se podía palpar a lo largo de los 500 metros cuadrados de la casa. “San Instagram es capaz de poner en contacto a personas que de otra forma jamás hubiesen coincidido. Desde el principio tuvimos una gran conexión y muchas ganas de realizar una sesión de fotos juntas”, explican a LA VOZ. 




Así surgió la ‘Colaboración Puerta de Purchena’ -como ellas la definen-, una apuesta con un “equipo único” en un “escenario inigualable y almeriense” que no pretende ser un hecho aislado, sino tener una continuidad para mostrar los “trabajos de diseño e innovación almerienses en entornos pintorescos y de especial belleza”, apuntan. “Nunca había­mos hecho nada juntos y todo fluyó de un modo natural, porque cada uno dejó al resto hacer su trabajo”, señalan.


El resultado de esta experiencia es un reportaje fotográfico muy cuidado, artístico y de aire vintage que las marcas de Paz (Atelier Paz Guillén) y Belén (Amadamadrina) usarán para darse a conocer y crear imagen de marca. El próximo reto, atreverse con una sesión en exteriores.


Firmas almerienses participantes
- Paz Guillén es la diseñadora del atelier del mismo nombre, que nace de la necesidad de crear prendas exclusivas para las novias y sus invitadas. 
- Belén Alférez está detrás de la firma Amadamadrina, una firma joven de tocados y accesorios.
- Bopholk Folk Weddings.
- Capri Peluqueros.
- Lucía Calzados.



Temas relacionados

para ti

en destaque