Conceptos básicos sobre el tamaño de una vivienda

El agente inmobiliario Viktor Kotsur nos da las claves para entender estas nociones

Viktor Kotsur, agente inmobiliario.
Viktor Kotsur, agente inmobiliario. La Voz

Uno de los requisitos que más claro tenemos a la hora de adquirir una vivienda son los metros que necesitamos para vivir en ella. Pero, ¿sabemos realmente la diferencia entre los metros construidos de la vivienda y cuántos de ellos son habitables?


El agente inmobiliario Viktor Kotsur ha recopilado los tres conceptos más importantes para que conozcamos qué es la superficie útil, construida y construida con elementos comunes.

Superficie útil

Este concepto refleja las medidas de la vivienda sin tener en cuenta los muros, pilares, tabiques o tuberías. Es la superficie interior de la casa delimitada por la cara interior de los muros perimetrales y que se puede pisar.




Esto incluye armarios empotrados, pero no el suelo si la altura de la habitación es inferior a 1,5 metros.


Espacio construido



La superficie construida es la suma de la superficie útil más la ocupada por los muros perimetrales. Es decir, abarca todo lo que está dentro del perímetro de la casa.


Por tanto, la principal diferencia entre superficie útil y construida son los metros aprovechables. Se calcula que la diferencia entre ambas varía entre un 15% y un 25% aproximadamente.

Elementos comunes

La superficie construida con elementos comunes se da en los hogares que forman parte de un edificio sujeto a la Ley de Propiedad Horizontal. Esta superficie suma a la construida la parte proporcional de las zonas comunes como el portal, el vestíbulo, escaleras, el cuarto de contadores, salas comunitarias, gimnasio o vestuarios.


En esta ocasión, la diferencia suele estar entre un 10% y un 14%.


Utilidad

La superficie útil sirve para saber el espacio habitable de la casa; y la superficie construida es la que se refleja en el Catastro y se utiliza para la valoración del inmueble.


El Catastro refleja la superficie construida y la superficie construida con elementos comunes. Con este dato se calcula el IBI o la cuota de comunidad.


En cuanto al Registro de Propiedad, si hubiera discrepancias con el Catrasto, siempre prevalecerá la información de este último.


Sabiendo estos conceptos conocerás la habitabilidad de tu vivienda sin problema.

 

Temas relacionados
Vivienda Comercio Compras

para ti

en destaque