Retamar despide a su párroco, José María Sánchez, que se traslada a Adra

El sacerdote recibe numerosas muestras de cariño y afecto en un encuentro celebrado en El Toyo

El párroco de Retamar, José María Sánchez García, rodeado de algunos de los asistentes a la ceremonia religiosa y posterior despedida en El Toyo.
El párroco de Retamar, José María Sánchez García, rodeado de algunos de los asistentes a la ceremonia religiosa y posterior despedida en El Toyo.

La despedida del párroco de Retamar, José María Sánchez García, se convirtió en una efusiva muestra de afecto y cariño por parte de la feligresía de Retamar, que acudió masivamente, más de doscientas personas, a la celebración de la eucaristía y posterior acto que se celebró en un lugar muy acogedor como es el parque de El Toyo.


Como es habitual en la tarde noche de los sábados en verano se celebró la misa al aire libre, guardando todas las recomendaciones sanitarias por la COVID-19, con  participación de feligreses de la parroquia de Retamar, situada en la zona norte y de la zona estival en el sur, resultando multitudinaria.


Intervino de manera magistral, realzando la ceremonia, el coro del grupo cristiano ‘Renovación Cautiva Católica’.



Al finalizar la eucaristía y por sorpresa se llevó a cabo un sencillo y breve acto, pero que resultó especialmente emotivo, ya que José María Sánchez es muy querido; no en vano reside con su familia desde muy niño en Retamar “donde me he sentido en familia”, apostilló el sacerdote, que ahora se traslada a Adra.



 

para ti

en destaque