Los motivos por los que te pican los mosquitos y que debes saber

Gracias a su olfato identifican mejor las zonas del cuerpo más cálidas donde dejar la picadura

Los mosquitos suelen picar más a los adultos, embarazadas y personas altas.
Los mosquitos suelen picar más a los adultos, embarazadas y personas altas. Pixabay

¿Nunca te ha pasado que mientras disfrutabas de una agradable velada de verano, tu gozo se ha visto interrumpido por la picadura de un mosquito? Seguro que en más de una ocasión, y seguro que en muchas de esas ocasiones te has hecho la misma pregunta ¿Por qué siempre a mi…? La respuesta al gusto que tienen estos insectos por tu sangre se encuentra escondida en el grupo sanguíneo, la temperatura o la estatura de tu cuerpo, entre otros factores.


Según recoge Cadena Ser hay una serie de características que influyen a la hora de que esos insectos nos piquen más o menos. Para empezar, existen más de 3.500 especies de estos mosquitos, de las que tan solo unas 200 se alimentan de sangre humana. Estos insectos, pertenecientes al orden de los dípteros, se sienten atraídos por el dióxido de carbono y el ácido láctico, como han revelado diversos estudios científicos. Por ello, suelen picar más a los adultos, embarazadas y personas altas porque desprenden más dióxido de carbono al respirar


El grupo sanguíneo favorito de los mosquitos



La revista científica 'Journal of Medical Entomology' publicó una investigación sobre como el grupo sanguíneo es otra de las características que influyen a la hora de ser picados por los mosquitos. El estudio revela que a las personas con tipo de sangre 0 les pican el doble que a las personas del grupo sanguíneo A y las del grupo B están a medio camino entre ambas.


También las moléculas que contribuyen a nuestro olor corporal tienen incidencia en la picadura de estos insectos. Según un estudio realizado por la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres algunas personas pueden emitir una especie de "repelente natural" que alejan a los diminutos bichos, y es que las altas temperaturas son determinantes para atraer a los insectos y de hecho, gracias a su olfato identifican mejor las zonas del cuerpo más cálidas donde saciarse y dejar la picadura, que suelen ser los tobillos y los pies.



Si eres una de las personas que reúne estas características, ya estás apercibido de que las posibilidades de ser ‘atacado’ por uno de estos insectos son bastante altas. Si tu verano está localizado en lugares cálidos, no olvides llevar siempre repelente y sobre todo tener paciencia.

 

Temas relacionados
Verano Salud Ola de calor

para ti

en destaque