Cómo sentarte a la mesa en la Navidad del coronavirus: diez consejos útiles

Las mascarillas, la higiene y las distancias son básicas, pero no es lo único importante

Este año sentarse a la mesa por Navidad será algo más complicado.
Este año sentarse a la mesa por Navidad será algo más complicado. Pixabay

A pesar de las restricciones que imperan en las distintas comunidades autónomas, a partir de esta Nochebuena serán miles de familias españolas las que se reencuentren por Navidad. Unas fiestas que hay que vivir de forma segura para que las del próximo año, esperemos, sean como las que hemos conocido hasta ahora.


Las mascarillas, la higiene y las distancias son normas básicas, lo sabemos, pero no es lo único importante, sobre todo cuando nos tengamos que sentar a la mesa para brindar por la Navidad y despedir el año, que seguramente será en varias ocasiones a partir de días tan señalados como el de hoy.


Te damos algunas claves sobre cómo disfrutar con las máximas garantías de estos encuentros navideños.



1. No pasarse del aforo

Sabemos que echas en falta las comidas de empresa, las reuniones con amigos, los encuentros familiares multitudinarios. En hostelería, para Andalucía, no pueden compartir mesa más de seis comensales, norma que también se lleva al hogar. Aunque la Junta suavizó la norma y se permite que nos reunamos hasta diez personas los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 de enero, siempre sin exceder los dos núcleos de convivencia.



Eso sí, se recomienda que lo mejor es que cada uno limite sus contactos y se quede estos días en casa. 


2. Guardar, de momento, los besos y abrazos

Los reencuentros, y más en Navidad, cuando muchas familias vuelven a verse después de varios meses, vienen cargados de besos y abrazos. Este año es importante que los dejemos aparcados. El año que viene nos resarciremos.


3. Atención a los mayores y dependientes

Las personas vulnerables deben estar lo menos expuestas y sus contactos con otros comensales deben reducirse al mínimo. Atención también a los dependientes: si son varios familiares los encargados de su cuidado, alguno debería no reunirse con los demás. Así se previene que en caso de haber contagios y deban ir a cuarentena, la persona dependiente no se quede desatendida.


4. Los no convivientes, mejor separados

En caso de que nos reunamos con otros núcleos familiares, recuerda: un sitio de distancia entre los no convivientes. Es recomendable que solo estén cara a cara los convivientes.


5. Mascarillas e higiene previa

Lo ideal es dejarse la mascarilla puesta y solo apartarla en el momento de comer. Hay quienes recomiendan dejar un sobre de papel al lado de cada plato para que se guarden ahí. Y, por supuesto, echarse gel o lavarse bien las manos antes de comenzar a comer.


6. Vasos marcados

Importante: no bebas de un vaso o una copa que no sea la tuya. Este año, esta norma higiénica básica adquiere más importancia. Se puede colocar un distintivo, una pegatina o algún lazo en los vasos de cada uno. Y cuando llegue el momento de brindar, mejor hacer solo el gesto sin chocar las copas.

 

7. Nada de picar en el mismo plato

Se recomienda que haya una persona, dos a lo sumo, que sirven la comida. Así estarán más pendientes, por ejemplo, de que los cubiertos que se usen para ese cometido no se empleen para otros ni entren en contacto con otros platos. Esto también es importante: mejor raciones individualizadas que estar todos metiendo la mano en el mismo plato. 


8. Ventanas abiertas

Muy recomendable: las ventanas de la habitación donde nos reunamos abiertas, si el tiempo lo permite. Si hace mucho frío, habrá que abrirlas en varias ocasiones para que ventilen. 


9. ¿Villancicos a todo pulmón?

Es complicado no alzar la voz cuando nos reunimos varios en una mesa. Pero es de las cosas que más hay que cuidar, ya que cuanto más fuerte hablamos, más gotículas de saliva expulsamos. Por eso es mejor, al igual que los abrazos y besos, dejar los villancicos para otro año.


10. Y tras la cena, a casita

En Andalucía estamos en la fase 2 de la desescalada diseñada por la Junta, con el toque de queda entre las 23 horas y las 6 de la mañana.


Las excepciones se sitúan en las jornadas más señaladas de la Navidad: en las noches de 24 y 25 de diciembre y 31 de diciembre y 1 de enero no habrá que 'recogerse' hasta las 1.30 horas y se seguirá manteniendo la hora de salida por la mañana a las 6 horas.


Hay que recordar que la ampliación en el horario en estas noches tiene como objetivo que las familias que hayan quedado a cenar puedan regresar a casa con menos urgenciaNo implica, por tanto, que se puedan celebrar cotillones ni fiestas privadas.

 

Temas relacionados
Coronavirus Toque de queda

para ti

en destaque