Este es el nuevo método de la DGT para controlar el uso del móvil al volante

Car and Driver nos da todos los detalles

La DGT quiere poner fin al uso del móvil al frente del volante.
La DGT quiere poner fin al uso del móvil al frente del volante. Archivo La Voz

El uso del teléfono móvil al volante es más que frecuente entre parte de los conductores. La Dirección General de Tráfico (DGT) sigue su particular lucha contra esta práctica. 


Y es precisamente en este apartado donde Tráfico tiene previsto poner el foco y de hecho ya lo está haciendo tal y como señaló el girector general de la DGT, Pere Navarro, en la recién celebrada Comisión sobre Seguridad Vial que ha tenido lugar en el Congreso de los Diputados.


Este se refirió a la utilización de furgonetas "normales" por parte de la DGT para labores de vigilancia. Lo único que las distingue es su matrícula, con el acrónimo PGC en alusión al parque móvil de este organismo, informa el medio digital Car and Driver.


En concreto en cada vehículo van dos agentes de la agrupación de tráfico de la Guardia Civil. De hecho las pruebas comenzaron ya en agosto de 2019 en carreteras de Galicia. Navarro justifica su utilización porque es un vehículo que pasa totalmente desapercibido y de hecho en varios recorridos los agentes constataron que en apenas 30 minutos se observaron cuatro infracciones.



La ventaja principal es que los agentes al ir situados en una posición más elevada ven el interior de los coches y pueden comprar una posible manipulación del teléfono móvil por parte de los conductores, porque lo que preocupa al director de la DGT no es que se mantenga una conversación sin utilizar el manos libres, sino que se manipule y se utilice incluso para mandar mensajes de Whatshapp, un comportamiento que se está incrementando por parte de algunos conductores. Por eso este verano previsiblemente se seguirán utilizando.


Incremento de las multas

Detrás de la furgoneta circula un coche patrulla, este sí rotulado, con dos agentes que serán los que identifiquen al conductor infractor y le impongan la sanción correspondiente.


Según Car and Driver, en principio el objetivo es controlar el uso del teléfono móvil, dado que están furgonetas no portan radares, si bien podrían hacerlo.


Hay que recordar que utilizar el móvil sin el dispositivo de manos libres mientras se conduce puede suponer una multa de 200 euros y tres puntos menos del carnet de conducir, si bien el objetivo es que sean seis tal y como se recoge en la nueva reforma de la Ley de Seguridad Vial que prepara el Gobierno.

 

Temas relacionados
Congreso de los Diputados DGT Coches Tráfico Verano Ley

más leídas

últimas de Sociedad

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería