Los pescados que no deben comer niños ni embarazadas

Recomienda consumir tres o cuatro raciones de pescado a la semana variando entre las especies

Sanidad recuerda los grandes beneficios que tiene el pescado en nuestra salud.
Sanidad recuerda los grandes beneficios que tiene el pescado en nuestra salud. Pixabay

Sanidad endurece sus recomendaciones para el consumo de pescado, informa la Cadena SER.  Eleva a los 10 años la edad para comer esas especies con alto contenido de mercurio, ya que puede afectar al sistema nervioso central en desarrollo. También puede atravesar la placenta y estar presente en la leche materna, por lo que también desaconseja su consumo a las mujeres embarazadas, que estén planificando estarlo y a aquellas en periodo de lactancia. Se conseja también que los niños entre los 10 y los 14 años limiten su consumo a unos 120 gramos al mes.


El mercurio es un contaminante medioambiental que llega hasta el agua del mar y de los ríos. Allí, los peces se contaminan en distinta proporción, ya que la cantidad de mercurio está relacionada con su posición dentro de la cadena trófica. Así, los peces depredadores, de gran tamaño y más longevos como el pez espada (emperador), el atún rojo, el tiburón (en sus vertientes como cazón, marrajo, mielgas, pintarroja o tintorera) y el lucio son las especies más contaminadas.



Las nuevas recomendaciones de Sanidad para el consumo de pescado / AECOSAN
Las nuevas recomendaciones de Sanidad para el consumo de pescado / AECOSAN


Tres o cuatro raciones de pescado a la semana

Más allá de las recomendaciones específicas para los pescados con alto contenido de mercurio, Sanidad recuerda los grandes beneficios que tiene el pescado en nuestra salud, "ya que aporta energía, es una fuente de proteínas de alto valor biológico y contribuye a la ingesta de nutrientes esenciales como el yodo, el selenio, el calcio y las vitaminas A y D. También tiene un buen perfil lipídico proporcionando ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga omega-3, que es un componente de los patrones dietéticos asociados con la buena salud, y pocos ácidos grasos saturados".


Además, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha asociado el consumo habitual de pescado durante el embarazo con efectos beneficiosos sobre el desarrollo neurológico en niños y con la reducción del riesgo de mortalidad por enfermedad coronaria en adultos.


Por todo ello, recomienda consumir tres o cuatro raciones de pescado a la semana a cualquier edad, procurando variar entre especies de pescado blanco y azul. Además, comparte una larga lista de pescados con bajo contenido de mercurio como son la anchoa/boquerón, el arenque, el bacalao, la bacaladilla, el berberecho, la caballa, el calamar, el camarón, el cangrejo, el chipirón, la chirla/almeja, el choco/sepia/jibia, la cigala, la dorada, la gamba, el lenguado europeo, la lubina, el mejillón, la merluza/pescadilla, la palometa, el pulpo, el salmón, la sardina o la trucha.


Pescados con bajo contenido en mercurio

- La anchoa/boquerón


- El arenque


- El bacalao


- La bacaladilla


- El berberecho


- La caballa


- El calamar


- El camarón


- El cangrejo


- El chipirón


- La chirla/almeja


- El choco/sepia/jibia


- La cigala


- La dorada


- La gamba


- El lenguado europeo


- La lubina


- El mejillón


- La merluza/pescadilla


- La palometa


- El pulpo


- El salmón


- La sardina


- La trucha


 

más leídas

últimas de Sociedad

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería