Muere el ‘señor Galindo’, el entrañable colaborador de ‘Crónicas marcianas’

El actor ha fallecido a los 81 años de edad

Galindo ha fallecido a los 81 años de edad. / Mediaset
Galindo ha fallecido a los 81 años de edad. / Mediaset

El actor Martí Galindo, popularmente conocido como 'señor Galindo', ha fallecido este domingo a los 81 años de edad, informa la Cadena SER. Así lo ha dado a conocer el productor televisivo Josep M. Mainat a través de su cuenta de Twitter, donde se ha despedido del popular colaborador de Crónicas Marcianas a través de un emotivo mensaje: "Se ha muerto una gran persona a la que he querido mucho durante muchos años. Será difícil de olvidar".




Tras una vida centrada en el teatro, Galindo se convertiría en un icono de la televisión en 1997. Todo ello gracias al late show Crónicas Marcianas, donde conquistó a la audiencia a los 60 años de edad. Un programa, dirigido por Xavier Sardá, en el Galindo ejercía como colaborador junto a otros nombres como Boris Izaguirre, Carlos Latre, Manel Fuentes, Paz Padilla o Rosario Pardo, entre otros.


Cinco años en la cumbre

A partir de entonces, Galindo se consagró como uno de los rostros principales del programa. Un actor que no solo se caracterizaba por su menuda estatura, sino por un marcado acento catalán con el que conquistó a la audiencia. Cinco años más tarde, en 2002, el colaborador anunciaba su jubilación y abandonaba el programa que otorgó el salto al estrellato.


Tras su jubilación, el actor decidió desligarse completamente de la televisión. Galindo tan solo aparecería de forma esporádica en los medios de comunicación, sobre todo para recordar su época en el famoso late night. Entre estos momentos destaca su paso por el programa de Telecinco ¡Qué tiempo tan feliz!, en el que dejó un emotivo mensaje para Sardà.


Cómo Sardà conoció a Galindo

También destaca su entrevista en La Ventana en 2015, donde Sardà explicó que conoció al carismático colaborador a través de su hermana Rosa María: "Hacía de actor en papeles de niño y de regidor. Yo le pregunté a Rosa si podía llamarle, porque queríamos parecer marcianos, y me dijo llámale ya".


Tras esta llamada, Galindo aseguró que tan solo aceptaría el trabajo si le aseguraban que no tendría que madrugar: "Llevaba mucho tiempo parado, que no trabajaba. Pero yo soy así, yo por la mañana duermo. Cuando trabajaba en teatro decía: yo, por la mañana, no ensayo". Después de cerrar su contrato, el actor se convertiría en uno de los rostros principales de la televisión, de la que nunca se despegaría a pesar de jubilarse en 2005.


Durante esta entrevista, en la que reconocía que ya no podía nadar mucho, Galindo explicaba que seguía enganchado a la televisión desde su residencia en el barrio de Gracia de Barcelona: "Sigo viendo la televisión, sobre todo las series que me gustan, porque si no me gustan las dejo enseguida. Procuro seguir las que hacen en España en en TV3. Si no me gustan, las dejo".

 

más leídas

últimas de Sociedad

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.