Un paciente, a punto de morir, se queja de tener que compartir habitación

“El problema en este asunto y en este país no lo tiene la sanidad, lo tenemos nosotros”

Enfermeras en unos boxes de urgencias / BANC D\'IMATGES INFERMERES / ARIADNA CREUS I ÀNGEL
Enfermeras en unos boxes de urgencias / BANC D\'IMATGES INFERMERES / ARIADNA CREUS I ÀNGEL Europa Press

El doctor Ángel Martínez Monsalve trabaja en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz. Allí llegó en helicóptero un paciente con un aneurisma abdominal roto, una complicación con un "100% de mortalidad si no se trata inmediatamente", como recuerda el médico en Facebook. A continuación, pasa a detallar cómo trascurrieron los días siguientes al ingreso y la cantidad de recursos desticados a su recuperación: "Todo el personal de urgencias está preparado para subirlo a quirófano en 2 minutos de reloj, listo para ser intervenido. Es operado de urgencia: 2 cirujanos vasculares, 2 anestesistas, 2 enfermeras, 1 auxiliar y un celador trabajan en quirófano. Se emplea para salvarlo una prótesis de alta tecnología que cuesta 21.000€ en total, usando un arco radiológico y una mesa especial con un coste de 600.000€. Tras la cirugía pasará 3 días en UCI, donde intensivistas, y enfermería especializada seguirá luchando por su vida (esos 3 días de lucha ascienden a 5.500€). La semana en planta de hospitalización al salir de UCI, “tan solo” requiere 21 turnos de enfermería, auxiliares y celadores, además de un cirujano pendiente 24h diarias esos 7 días (7.300€)". Después de hacer todos estos cálculos, destaca que "independientemente de la anécdota económica, el resumen es que el paciente llega muriendo en un helicóptero a la puerta de urgencias y sale caminando por su propio pie una semana después", recoge la Cadena SER.




Lo que había llevado a este médico a contar este caso que vivió de primera mano en sus redes sociales no fue ese gasto -el habitual en este tipo de dolencias- sino el comentario del paciente cuando fue dado de alta: "Gracias, señores, pero con lo que pagamos en impuestos es vergonzoso que tengamos que compartir habitación con otros enfermos". Una queja que dejó sin palabras al doctor: "No contesté, ni lo haré en el futuro, no merece la pena. Lo que sí tengo claro es que el problema principal en este asunto y en este país no lo tiene la sanidad, lo tenemos nosotros. Nos la vamos a cargar por ignorantes. Es lo que hay. El tiempo nos pondrá en nuestro lugar, espero", concluye.

 

más leídas

últimas de Sociedad

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.