Llevar un sujetador de talla incorrecta es malo para la salud

Puede causar daños en la piel, dolores en el cuello, espalda y hombros

Llevar un sujetador de talla incorrecta es malo para la salud
  • Llevar un sujetador de la talla incorrecta no solo es incómodo.
  • Pixabay
  • La Voz
  • 10:02
  • 28.08.2018

Llevar un sujetador de la talla incorrecta no solo es incómodo, sino que puede causar una serie de problemas para la salud. Las investigaciones demuestran que el 50% de mujeres afirma que no llevar el pecho sujeto puede causar dolor, informa la Cadena SER. Un sujetador que no proporciona la sujeción requerida puede causar daños en la piel del pecho, que generalmente son estrías que aparecen cuando la piel cede demasiado.


Los sujetadores de la talla incorrecta también pueden ocasionar dolores de cuello, espalda y hombros, malas posturas, rojeces y rozaduras que terminan en abrasiones en la piel.


También se tiene constancia de que los sujetadores de la talla incorrecta causan cambios permanentes en el cuerpo, como surcos en los hombros causados por la tensión de los tirantes del sujetador.


Llevar un sujetador de la talla incorrecta puede incluso provocar deseo de someterse a una intervención quirúrgica para reducir pecho. Un 80% de las mujeres lleva un sujetador de la talla equivocada, por lo que es un problema bastante serio. Un estudio llevado a cabo en un grupo de mujeres reveló que todas las mujeres que querían reducirse el pecho llevaban un sujetador que no era de su talla.


La falta de sujeción de los pechos y la dificultad de encontrar un sujetador de la talla correcta también se asocian a la negativa a hacer ejercicio, algo que también tiene consecuencias a largo plazo.


A pesar de las múltiples consecuencias para la salud que implica llevar un sujetador con una mala sujeción, miles de mujeres continúan llevándolos.

Olvídate de la letra de la copa.


En 1935, los hermanos Warner incorporaron el volumen de los pechos al tallaje del sujetador con el sistema alfabético que utilizamos hoy en día.


Este sistema de medición del tallaje llegaba originalmente hasta la letra D. Pero desde que se introdujo este sistema, las tallas del cuerpo han cambiado mucho. Ahora muchas mujeres pueden comprar un sujetador con copa D o mayor. Algunas empresas de sujetadores utilizan este sistema para hacer sujetadores con copas hasta la N.


La talla de un sujetador es difícil de medir. La exactitud de una talla de sujetador depende de la respiración, de la postura o de la delgadez de un cuerpo. Los científicos recomiendan que la talla de un sujetador se mida a partir de un sujetador que se ajuste bien, fino y sin relleno. Pero muchas mujeres prefieren medir esto en una tienda con su propio sujetador puesto, independientemente de si les queda bien o no.


Dependiendo del fabricante, los sujetadores pueden tener diferente talla, puesto que no existe una lista de tallas universal ni método alguno de clasificación. Por desgracia, en el sector hay diferentes métodos de trabajo y no hay manera de calcular el nivel de experiencia de cada empresa a la hora de clasificar las tallas.


El mercado de los sujetadores puede llegar a ser desconcertante y abrumador. A diferencia de lo que puede pasar con los zapatos, el tamaño, forma y posición de los pechos puede variar durante el ciclo menstrual y con el paso del tiempo. Por eso es posible que la talla de sujetador cambie con frecuencia. A pesar de ello, el asesoramiento a la mujer en lo que a talla de sujetador se refiere es escaso.



newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR