El abderitano que crece como chef ejecutivo en Canarias

A sus 35 años, Frank Gómez gestiona hoteles de Tenerife y Fuerteventura

Frank Gómez.
Frank Gómez.
Pepe Cazorla
11:49 • 28 sept. 2022
Sus comienzos profesionales se remontan en el Restaurante Garum de Adra junto a sus mentores, Josué y Conrado. Cuenta con más de una docena de premios nacionales e internacionales.

Para este joven cocinero abderitano de 35 años, Francisco Gómez Cortés, "Frank Gómez", la pandemia fue dura como para todos, aunque pudo salvarse gracias a las asesorías gastronómicas sobre todo adaptadas al formato take away, y colaborando con empresas consolidadas como Casa Tomás con sede en Cartagena (Murcia) del cuál tiene un buen recuerdo. 

Gracias también a David, uno de los socios que le hizo ver la hostelería en algo más que un sacrificio diario, sino como una filosofía para entender a un cliente. Así mismo, el Grupo Don Gaspare Giovanni donde tocó una cocina que todo el mundo cree fácil y sencilla, pero es difícil y muy sutil como es la Italiana de la Nonna (abuela o madre). 

Este puenterieño-abderitano, continúa creciendo no solo como cocinero, también crece en recetas para la vida. Es capaz de un fogonazo metal, inspirarse, en las mareas del mar para crear platos. 

Cuando se pasó a una primera nueva normalidad, al abderitano se le abrió nuevos frentes muy atractivos como hasta EEUU concretamente a Miami junto a Miguel Ángel Piorno, como Private Chef en yates de lujo. Estuvo a nada de quedarse definitivamente pero al final la familia tira mucho, Serbia y Montenegro entraron en liza con el empresario Amador Rodríguez como Chef Ejecutivo de un complejo de Lujo 5 estrellas y cocina de vanguardia. Y es que a Frank se lo rifan.

Entre todos ellos, mantenía contacto con el CEO de operaciones de la empresa SMY Hotels con sede en Mallorca, Sr Elton Dalmedo (antiguo director del Hotel Mirador de Adra) el cuál, le propuso un puesto de Chef Ejecutivo que consistía en la mejora de la oferta gastronómica, coaching y motivación del staff, con la implantación de un sistema de formación, control, elaboración y gestión de un Hotel 4 estrellas en Puerto de la Cruz (Tenerife). 

Con esas posibilidades de seguir creciendo a su medida pero con muchísimo sacrificio y trabajo en el día a día, aprendiendo sobre todo del mismo Elton y del equipo SMY adaptándose al método de la compañía y a poder ocupar el puesto de Chef Corporativo, el cual le resultó más fácil al elegir esta opción por lo joven que era la compañía y la variedad de posibilidades que ofrecen para seguir formándose.

Créanme, Frank es un Chef que cuando cocina, lleva el cuchillo entre los dientes y en su celebro, todos los astros incluidos en condimentos. Uno de sus últimos y conocidos visitantes ha sido el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que quedó prendado de la exquisitez de sus platos.

Esa fauna tan suya, esa inspiración al cocinar le viene de su abuela Trinidad, al olor de aquellos guisos en un barrio humilde. Ahora hay tanta experiencia en sus platos que uno puede sentir su autenticidad más que nunca. 

Para Frank Gómez, la cocina es una manera de entender, una forma de sentir y vivir la vida. Me emociono al verle fusionar con su voz abderitana e inconfundible, aquella primera tortilla de patatas con apenas ocho años. En su honor, la lleva tatuada en la piel.

Carrera entre fogones
Hace unos años, entregó su currículum para una vacante de Chef Jefe Ejecutivo en el Real Madrid y curiosamente al final, le fichó el F. C. Barcelona entre más de mil opositores. Deprisa, tuvo que quitar algunas fotos de sus redes sociales, no pudo negarse pese a su vena madridista. 

En Barcelona, un señor de nacionalidad maltesa, le observaba desde la banda, mientras, el abderitano, servía a Leo Messi unas pizzas con tomate Raf que devoró al instante. Ese día, los comensales Gerard Piqué, junto a Sergio Busquet (estaban algo gruñas), Frank, les preparó a ambos un cóctel de sandía fashion que alucinaron. Esa temporada 2014/15 el F. C. Barcelona de Luís Enrique, coincidencia o no, ganó el triplete. 

Después de ganar un concurso en Milán, el maltés, se puso en contacto con el cocinero abderitano para inaugurar un proyecto Estrella Michelín en Budapest. En apenas diez meses, obtuvo el premio ‘Revelación’ de Michelín en Hungría.

Actualmente está gestionando como Chef Ejecutivo dos de los hoteles de las islas. El SMY Puerto de la Cruz de 4* y SMY Tahona Fuerteventura de 3* y con un total de 35 empleados a su cargo para servir sus platos poemarios. En su traje de Chef, el mismo, se ha grabado, junto al hombro, el escudo de Adra. Ese hombro que muchos necesitamos a veces y a cambio de nada.

Sigue en la senda de la humildad puesto que le quedan muchos años y fallos que aprender, pero muy bonito por el reto que ello conlleva. Está estudiando Italiano y Alemán (que le resulta muy difícil) para seguir formándose y centrarse en la nueva apertura del Hotel en Tenerife. En definitiva, me gusta la gente como Frank Gómez que siempre se acuerda y sabe de dónde viene. Eso dice mucho.

Aviso a navegantes. Su alianza con los fogones, está haciendo historia.






Temas relacionados

para ti

en destaque